×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 279

Durante la noche del lunes 4 de octubre, el mundo ha despertado al conocimiento del proceso de extracción de aluminio de la bauxita, y de su sub-producto: el barro rojo, que devastó varios pueblos, incluyendo Kolontár y Devecser, en el suroeste de Hungría, trayendo una amenaza a largo plazo de contaminación del medio ambiente en varios países.

CGT manifestacionEl sábado, 16 de octubre, más de 3 millones de personas tomaron las calles de Francia en cientos de manifestaciones en las ciudades y pueblos de todo el país en la última jornada nacional de lucha contra la contrarreforma propuesta al sistema de jubilaciones.

Otros países europeos, en los últimos meses y años, han pasado por toda una serie de movilizaciones de las que es necesario extraer el máximo de enseñanzas. Las tendencias predominantes en estos países, más tarde o más temprano, tendrán un efecto en el estado español.

El magnífico movimiento de los trabajadores franceses es una inspiración para todos los trabajadores de Europa. Demuestra la verdadera cara de la clase obrera francesa. Ayer, por segundo día consecutivo, los huelguistas continuaron sus acciones después del impresionante día de acción del martes.

El verano que acaba de terminar ha sido testigo de la explosión de la crisis en la coalición gobernante, y sobre todo del Popolo delle Libertà. Mientras escribimos, la crisis está en su apogeo, y no podemos saber el resultado, pero ya podemos decir que la derecha se verá totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados en los últimos 15 años, los del dominio indiscutido de Silvio Berlusconi.

Una nueva jornada nacional de lucha contra la reforma de las jubilaciones sacó a las calles de Francia a 3,5 millones de manifestantes el 12 de octubre, el número más grande que este movimiento ha movilizado hasta la fecha.

Publicado en La Riposte, el periódico del ala marxista del PCF. La inmensa mayoría de los franceses se posicionan en contra de la llamada reforma del sistema de pensiones del gobierno de Sarkozy. Esto quedó muy claro en las manifestaciones de ayer (7 de septiembre). Pero, ¿Cómo puede transformarse este rechazo en un movimiento general para detener al gobierno?