Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El comité de empresa de Adecco, la principal contrata de Procavi, ha convocado huelga del 9 al 12 de febrero. El motivo fundamental de la convocatoria son los planes de la empresa de dejar en la calle al 20% de su plantilla, lo que supone unos 150 trabajadores y trabajadoras. 

Su objetivo es la eliminación de un turno de despiece, aprovechando el abuso de la temporalidad, que afecta al 65% de la plantilla. Es reiterada la reivindicación de los trabajadores y trabajadoras de poner fin al encadenamiento sistemático de los contratos temporales durante años. Muchos trabajadores llevan más de dos, tres y cuatro años en la empresa y continúan sin tener un contrato indefinido. Ahora, la empresa sólo tiene que dejar que finalicen los contratos temporales que vencen en el mes de febrero y no proceder a su renovación.

Unidad de los sindicatos y la plantilla

CCOO, UGT y SAT, los sindicatos con representación en el comité, han rechazado los planes de la empresa, ya que ésta ni se ha dignado a presentar una justificación seria en términos de producción para la realización de estos despidos. El propósito de la empresa es claro: aumentar sus beneficios a costa de 150 familias que quedarán desamparadas y de los 550 trabajadores restantes que permanecerán en el matadero dejándose la salud en las máquinas. Es más, los ritmos de producción ya se sitúan en un 33% por encima de los estándares que marca el convenio. Lejos de pedir que se reduzca la producción, desde la sección sindical del SAT siempre se ha reivindicado la necesidad de aumentar la contratación para poder asumir estos ritmos. Ahora la empresa quiere apretar más las tuercas a la plantilla, pero ha dado con un hueso.

La convocatoria de huelga fue propuesta por el comité de empresa de Adecco y ratificado por la plantilla en las 3 asambleas que se han llevado a cabo y donde han participado una parte mayoritaria de la plantilla. Los trabajadores son muy conscientes de que la huelga es el único camino para frenar esta injusticia que afectaría a 150 familias. Es por ello que no sólo están convencidos de secundar la huelga, también están decididos a participar en los piquetes encargados de que la huelga sea efectiva.

La plataforma de apoyo está con la plantilla

Esta plantilla cuenta con una plataforma de apoyo a la dignificación de sus condiciones laborales desde que hace aproximadamente tres años las organizaciones políticas, sindicales y colectivos sociales de la izquierda de la comarca Morón-Marchena destapara unos cursos-estafa, que consistían en hacer trabajar de forma gratuita a un grupo de 30 trabajadores que aspiraban a ser contratados por la empresa, pero realmente no tenían asegurada su contratación. Gracias al trabajo de esta plataforma se acabaron los “cursos” y desde entonces todo trabajador que entra a trabajar en Procavi lo hace cobrando desde el primer minuto de trabajo. Sin embargo, son conscientes de las condiciones cada vez más precarias y extenuantes de trabajo y no ha dejado de apoyar a la plantilla en sus reivindicaciones.Como no podía ser de otra manera, la plataforma apoya la huelga convocada por el comité de empresa y participará activamente en una campaña de apoyo y formando parte de los piquetes. 

Procavi no es un caso aislado

Esta empresa no es la única donde se están produciendo despidos masivos. Ya conocemos que en el primer mes de 2019, se han anunciado despidos masivos en Vodafone, Caixabank, Santander, Unicaja… parece que es la antesala a la llegada de la nueva crisis. Sólo con la unidad y la solidaridad de la clase trabajadora podremos poner fin a los planes de los capitalistas que ya le ven las orejas al lobos y se preparan para que volvamos a ser los trabajadores quienes soportemos sobre nuestros hombros el peso de su avaricia.

Susana López, miembro de la Plataforma de apoyo a la dignificación de las condiciones laborales en Procavi.