Pagina principal Internacional Europa Ucrania El parlamento de Ucrania prohíbe los símbolos comunistas y legitima a los colaboracionistas pro-nazis

El parlamento de Ucrania prohíbe los símbolos comunistas y legitima a los colaboracionistas pro-nazis

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

El 9 de abril, la Rada de Ucrania [el parlamento] aprobó 4 proyectos de ley presentados por el gobierno que prohíben todos los símbolos y la propaganda del comunismo. Después de que la ley entre en vigor, deben ser demolidos los monumentos de figuras comunistas que aún no han sido destruidos por los matones fascistas en los últimos meses. Además, cualquier ciudad o calle que lleven nombres comunistas deben ser rebautizadas.

Publicado originalmente en el Blog de Solidaridad con la Resistencia Antifascista en Ucrania.

Para justificar esta legislación, los partidos de la coalición de gobierno han recurrido al truco de poner en el mismo plano al comunismo y al nazismo. Así, la justificación de la ley dice: “El objetivo del anteproyecto es la condena de los regímenes criminales terroristas comunista y nacional socialista (nazi) a nivel legislativo, la aplicación de prohibir la negación pública del cáracter críminal de estos regímenes, la prohibición del uso público de símbolos y propaganda, la introducción de la obligación del estado de investigar y hacer públicos los crímenes cometidos por miembros de estos regímenes para prevenir la recurrencia de dichos crímenes en el futuro, eliminar amenazas a la soberanía, integridad territorial y seguridad nacional de Ucrania, así como por motivos de justícia histórica”.

La ley menciona específicamente la "producción", "circulación" o la "utilización pública" de los símbolos de estos "regímenes totalitarios". La lista de artículos prohibidos incluye la bandera y el himno soviético, así como monumentos y placas conmemorativas de históricos dirigentes comunistas. Las sanciones por violar la ley varían desde 5 a 10 años. La legislación anti-propaganda se ocupa de los símbolos comunistas utilizados entre 1917 y 1991.

También instruye al cambio de nombre de "distritos de la ciudad, parques, bulevares, calles, callejones, caminos, avenidas, plazas, muros de contención, puentes u otros objetos, y nombres de lugares de asentamientos cuyos nombres contengan los símbolos totalitarios comunistas".

Por supuesto, la condena del nazismo es sólo una hoja de parra. En el mismo espíritu, la Rada aprobó la ley "sobre la condición jurídica y para conmemorar a los luchadores por la independencia de Ucrania en el siglo XX." Esta ley enumera decenas de organizaciones que son reconocidas como luchadoras por la libertad ucranianos, incluidas aquellas que colaboraron con los nazis y llevaron a cabo matanzas de judíos, polacos y otros, como la Organización de Nacionalistas Ucranianos y el Ejército Insurgente Ucraniano (UPA). Sus símbolos son ampliamente utilizados por las organizaciones de extrema derecha y las organizaciones fascistas paramilitares que ahora forman parte del aparato del Estado.

De hecho, hace tan sólo unos días, el líder del grupo neo-nazi Sector Derecho, Dmytro Yarosh, que ve a sí mismo como el heredero de la tradición del colaborador pro-nazi Stepan Bandera y de sus organizaciones OUN-UPA, fue nombrado Asesor del Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

A partir de ahora, los símbolos de estas organizaciones colaboracionistas pro-nazis y genocidas están protegidos por la ley: "la negación pública de la legitimidad de la lucha por la independencia de Ucrania en el siglo XX es reconocido como un insulto a la memoria de los luchadores por la independencia de Ucrania en el siglo XX constituye menosprecio del pueblo ucraniano y es ilegal ".

Otra organización específicamente mencionada por la ley es el Hetmanato, una dictadura anti-socialista de corta vida apoyada por los alemanes y que existió en 1918. Con esto, la re-escritura de la historia por los patriotas ucranianos de hoy día alcanza el absurdo. El Hetmanato sólo existió gracias al apoyo alemán y austro-húngaro. El personal al mando de sus fuerzas armadas eran todos oficiales del ejército imperial ruso derrotado por los bolcheviques, mientras que la Hetmanate fue ampliamente rechazado por ucranianos de diferentes tendencias políticas en ese momento. Que tal régimen puede ser considerado como parte de "la lucha por la independencia de Ucrania" demuestra claramente que en realidad lo que se está legitimando y protegiendo es el anticomunismo y el anti-socialismo.

Para añadir el insulto a la injuria, estas nuevas leyes también degradan la celebración del 9 de mayo como Día de la Victoria por la creación de otro dñia de celebración el 8 de mayo como Día del Recuerdo y de la Reconciliación en Ucrania "para conmemorar a todas las víctimas de la Segunda Guerra Mundial". Es de suponer que eso significa la celebración de aquellos que murieron luchando en el bando de los Nazis. El término Gran Guerra Patria ya no se usa de manera oficial. El Día de la Victoria seguirá siendo festivo, pero las ceremonias de conmemoración no incluirá símbolos soviéticos, bajo la nueva ley. Ya que fue la Unión Soviética, quien jugó un papel decisivo en la derrota del nazismo, uno se pregunta cuál será el significado de esa celebración si están prohibidos los símbolos soviéticos.

La ley contra los símbolos comunistas fue propuesta por el dirigente del Partido Radical, de extrema derecha, Oleg Lyashko, y aprobada con los votos de 254 diputados, siendo el mínimo requerido de 226 votos.

Se han aprobado estas leyes en medio de una nueva escalada de intentos de prohibir el Partido Comunista de Ucrania y en la víspera de la celebración del 70 aniversario del Día de la Victoria, cuando la Alemania nazi capituló ante la Unión Soviética.

 

Banner