Pagina principal Internacional Europa Ucrania El nuevo presidente de Ucrania Poroshenko mantienen el asalto sangriento contra los rebeldes del Donbás

El nuevo presidente de Ucrania Poroshenko mantienen el asalto sangriento contra los rebeldes del Donbás

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

El 26 de mayo fue el día más sangriento hasta ahora de la operación "antiterrorista" de Kiev, en la que las fuerzas ucranianas están utilizando aviones y helicópteros de combate para luchar contra los rebeldes que habían tomado el aeropuerto de Donetsk. Este es el mensaje claro que el nuevo presidente Poroshenko está enviando a las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk.

Al ser elegido, él declaró que estaba a favor de la operación antiterrorista, pero que quería que fuera corta y fuerte y que las fuerzas ucranianas participantes en ella estuvieran completamente equipadas con el armamento necesario. Aviones de combate MiG-29 y SU-21, así como helicópteros artillados Mi-24, fueron utilizados en la operación que dejó más de 30 milicianos muertos [Las últimas informaciones facilitadas por los rebeldes hablan de más de 50 muertos. NdT]. Un portavoz de la República Popular del Donetsk dijo que la mayoría de ellos fueron asesinados cuando los camiones que transportaban al hospital a los combatientes heridos fueron atacados por las tropas del gobierno. Al menos, un civil murió cerca de la estación de tren por el fuego de artillería del gobierno (Ver vídeo aquí) y dos más en Sloviansk por el fuego de artillería desde las posiciones de las tropas gubernamentales (ver video más abajo).

Una ominosa declaración del portavoz de "ATO", Vladyslav Seleznoiv, anunció hoy que antes de la medianoche todos los rebeldes Donetsk se habrán "rendido o estarán muertos." Precisó que se había establecido la ubicación de "todos los objetivos terroristas en Donetsk", y que iban a ser atacados con "armas especiales de alta precisión." Esto revela tanto el cinismo como el creciente nerviosismo de Kiev ante el fracaso de la ATO hasta ahora. El cinismo, porque es claro, y la experiencia de Irak y Afganistán muestra claramente esto, que no hay tal cosa como "armas de alta precisión", que puedan atacar solamente a "terroristas" y no causar "daños colaterales". Nerviosismo, debido a que el aumento del uso de fuego de artillería, y de aviones y helicópteros de combate revela la incapacidad de Kiev para ganar esta guerra civil con las tropas ordinarias de tierra - en la medida que se han negado reiteradamente a cumplir órdenes y han confraternizado con civiles desarmados en las últimas semanas . Lo que se está preparando es un baño de sangre. Ayer en Sloviansk fue utilizado fuego de artillería contra zonas residenciales, matando a una mujer cerca del Instituto Pedagógico y también fue atacado el Hospital Psiquiátrico ¡Esto en cuanto a las "armas de alta precisión"!

Este tipo de acciones sólo va a reforzar el sentimiento anti-Kiev en ambas regiones. Ya el domingo 25, a una multitud de 3.000 personas, algunas portando banderas rojas, marcharon a la residencia privada del oligarca local, Ajmetov, en Donetsk y quisieron asaltarla. Fue sólo la presencia de las milicias lo que lo impidió (ver video más abajo). Ajmetov ha abandonado la región y ha buscado refugio en Kiev.

Esta es la realidad que hay detrás de toda la cháchara sobre la negociación con los rebeldes, de una amnistía y del diálogo con Rusia. Como hemos explicado antes, tanto Alemania como Rusia han estado ejerciendo presión para un acuerdo negociado. Los capitalistas alemanes están abiertamente en contra de las sanciones contra Rusia ya que serían los más afectados. Han invertido en Rusia y dependen del petróleo ruso. Por otra parte, Putin ya ha tomado Crimea, a lo que no va renunciar, pero no está realmente interesado en la invasión de Ucrania para hacerse cargo de Donetsk y Lugansk. Su objetivo en el conflicto es una Ucrania en la que Rusia tenga algo que decir, en lugar de que sea miembro de la OTAN y esté completamente alineada con los intereses occidentales.

Este es el significado de las recientes conversaciones sobre una hoja de ruta hacia una solución negociada. Las condiciones serían: una amnistía para los rebeldes, conversaciones directas entre Kiev y los rebeldes bajo los auspicios de Rusia, y una constitución federal para Ucrania que garantice a Rusia voz y voto en sus políticas internas. Putin ya ha dicho que daba la bienvenida a las elecciones, que retiraba sus tropas de la frontera, y el canciller Lavrov dijo que estaba dispuesto a hablar con el nuevo presidente de Ucrania.

En efecto, Putin ha vendido a los rebeldes que tenían la ilusión de que él iba a venir a su rescate. Es comprensible que no están dispuestos a entrar en cualquier negociación a menos y hasta que Kiev cese su asalto militar. En este punto el sentimiento de muchos de los rebeldes sería que ya se ha derramado demasiada sangre y que no estarían satisfechos con una solución federal. Por su parte, las autoridades de Kiev están intentando a toda costa recuperar el control de la Donbas antes de que las negociaciones se lleven a cabo, incluso si esto significa un baño de sangre.

Mientras tanto, el asalto a los derechos democráticos continúa, como demuestra el asalto por matones armados de las oficinas de la organización local y regional del Partido Comunista en Dnepropetrovsk, en la tarde del 26 de mayo. Matones paramilitares que se identificaron como parte de la Centuria Maidan 44 se incautaron de las oficinas del partido en la ciudad y las ocuparon.

 

Banner