Pagina principal Internacional Europa Grecia Grecia: Entrevista a Panagiotis Kolovos, candidato en Atenas por el nuevo partido Unidad Popular

Grecia: Entrevista a Panagiotis Kolovos, candidato en Atenas por el nuevo partido Unidad Popular

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

El domingo, 20 de septiembre Grecia va a las elecciones después de que Tsipras renunciara tras haber firmado el programa de austeridad exigido por la Troika. Esto provocó una división en su partido, SYRIZA, en la que el ala izquierda se escindió para fundar el nuevo partido, Unidad Popular, encabezado por Lafazanis

Entrevistamos a Panagiotis Kolovos, un destacado miembro de la Tendencia Comunista, que abandonó SYRIZA para co-fundar el nuevo partido, y que se presenta en Atenas como candidato en las elecciones.

¿Podrías describir el estado de ánimo en la sociedad griega después de que Tsipras aceptara el último Memorándum?

El estado de ánimo en la sociedad griega en la semana anterior y en los días posteriores al referéndum era pre-revolucionario. Había una polarización de clases aguda, el miedo en un lado, y la esperanza y un estado de ánimo combativo en el otro. Pero justo después de la aceptación del nuevo Memorándum, este estado de ánimo cambió rápidamente. En las capas más avanzadas había una sensación de que habían sido traicionadas. En general, eran sentimientos de decepción y retirada. Lo peor es que la dirección de SYRIZA es responsable de convencer a amplios sectores de las capas inferiores de la sociedad de que no hay alternativa a la austeridad y a los Memorándums.

¿Cuál es el estado de ánimo entre los activistas de izquierda (miembros y ex miembros de Syriza, del KKE (Partido Comunista) y de la juventud de izquierda)? ¿Cuál es el estado de ánimo entre los jóvenes en general?

El estado de ánimo más dominante entre los activistas de SYRIZA es el de la decepción. Ellos sienten que han sido traicionados por su dirección. Casi la mitad de los miembros del partido han abandonado la organización, algunos de ellos se han unido a la nueva coalición "Unidad Popular" (que se basa en la Plataforma de Izquierda de SYRIZA, junto con las tendencias o partidos más pequeños del ala izquierda de Syriza, junto con algunas organizaciones de ANTARSYA y de otros grupos de izquierda más pequeños). Incluso los que permanecen en el Partido están decepcionados y se quedan por el temor de que las cosas vayan a ser aún peores si el ala derecha toma el gobierno. Los que han dejado SYRIZA y se unieron a Unidad Popular mantienen un estado de ánimo combativo, porque tienen un punto de referencia y un medio para la acción. Aquellos que no lo hicieron están decepcionados y se han retirado, ya que no participan en el movimiento por ahora. Los miembros del KKE tienen más confianza en su dirección, porque sienten que sus líderes dijeron la verdad y tomaron una posición clara. Así que la traición de la dirección SYRIZA ha fortalecido por un tiempo la autoridad de la dirección del KKE y los sentimientos y la actitud ultra-izquierdistas de los activistas del KKE. La juventud en general, que votó en su gran mayoría NO en el Referéndum, tiene un sentimiento de decepción y frustración contra los partidos políticos en general, incluidos los de izquierda. Aunque una gran parte de ellos aún votarán a la izquierda (KKE, Unidad Popular y también ANTARSYA), una parte aún más grande no va a participar en las elecciones en absoluto.

Tú te presentas como candidato de Unidad Popular. ¿En dónde te presentas? ¿Cuáles son los principales puntos del programa del partido? ¿Y crees que es suficiente para resolver la crisis?

Yo soy candidato de Unidad Popular en el área de Atenas. Los puntos principales del programa del partido son: la cancelación de la deuda pública, la salida de Grecia de la zona euro y una ruptura con la política de la Unión Europea (y hasta la salida de la UE a través de un referéndum, si es necesario), la nacionalización de los bancos bajo el control de los trabajadores y "del pueblo", la cancelación de parte de la deuda de los pobres a los bancos, la nacionalización de los "sectores estratégicos" de la economía bajo el control de los trabajadores y "del pueblo", y la transformación radical de Estado en dirección a la democracia y el poder al pueblo a través de una asamblea constituyente.

Este programa, aunque es mejor que el de SYRIZA y va en la dirección correcta, es insuficiente. La crisis no puede resolverse sobre la base del capitalismo. Nosotros deberíamos añadir al programa la nacionalización de todas las grandes empresas, bajo control de los trabajadores, con la planificación central democrática de la economía en su conjunto. También deberíamos introducir una reducción de la jornada laboral hasta que todos los desempleados puedan conseguir un trabajo, que sólo es posible en virtud de una economía centralizada y planificada. Debemos introducir la expropiación de la propiedad de la Iglesia y de los muy ricos, con el fin de cubrir las necesidades inmediatas de los pobres. También habría que introducir cambios en el Estado que cambiaran su naturaleza como Estado burgués. Tales cambios deben ser la abolición de la policía para ser sustituida por la formación de una milicia popular, un cambio en la estructura del ejército, con los oficiales elegidos a través de asambleas de soldados que puedan revocarlos, la posibilidad de revocar cada funcionario estatal electo, y la limitación de los salarios de todos los funcionarios del Estado a la del salario de un trabajador medio. Eso significa tener una economía planificada y un Estado obrero que comenzaría a establecer el socialismo. También tenemos que introducir una consigna internacionalista en el programa, tales como los Estados Unidos Socialistas de Europa para sustituir a la UE, con el fin de mostrar el camino a seguir a los trabajadores de Europa, porque el socialismo no puede construirse exclusivamente dentro de los límites de Grecia. Podemos empezar en Grecia, pero luego debe ser extendido al resto de Europa.

¿Qué crees que va a pasar en las elecciones?

En las elecciones, creo que en primer lugar habrá un alto nivel de abstención. SYRIZA seguirá siendo el primer partido en las grandes ciudades y en las zonas obreras, pero va a perder una parte importante de sus partidarios entre los trabajadores y la juventud. SYRIZA no puede desaparecer de la noche a la mañana, aunque el proceso de su degeneración y decadencia va a ser muy rápido en los próximos meses o años. No está claro si SYRIZA o Nueva Democracia serán el primer partido en general, pero sólo habrá una pequeña diferencia entre los dos. No está claro cuántos partidos entrarán en el parlamento. El KKE tendrá un pequeño avance, debido a las tácticas ultraizquierdistas de la dirección, y tampoco Unidad Popular va a tener un gran apoyo, ya que no está ofreciendo una solución de gobierno a los ojos de las masas en esta etapa. Pero Unidad Popular podría conseguir más votos que el KKE, aunque no más del 10% en este momento. Por desgracia, los fascistas de Amanecer Dorado mantendrán su apoyo y también podrían avanzar algo entre los elementos pequeñoburgueses y el lumpenproletariado decepcionados que han sido defraudados por SYRIZA. También puede que algunos partidos de derecha más pequeños, como ANEL, Potami e incluso la Unión de Centristas entren en el Parlamento. El próximo gobierno será muy probablemente un gobierno de coalición, ya sea de SYRIZA con el PASOK y Potami –e incluso Nueva Democracia, si fuera necesario– o de Nueva Democracia, con algunos de los otros partidos (e incluso SYRIZA). Pero cualquiera que sea el que esté en el centro de la coalición, va a llevar a cabo más o menos el mismo programa, y ​​esta será el Memorándum y las políticas dictadas por los imperialistas europeos.

¿Qué tienes que decir a los trabajadores y jóvenes de Europa?

Yo diría que tienen que estudiar las lecciones de Grecia. En primer lugar, el capitalismo es, como los trabajadores griegos ya entienden, y los trabajadores de otros países europeos están empezando a comprender, horror sin fin. La única forma posible del capitalismo en los años siguientes es la que impone la austeridad, la pobreza y la eliminación de los derechos de la clase obrera y de las capas más bajas de la sociedad. En segundo lugar, aunque los capitalistas no son lo suficientemente fuertes a través de sus partidos, debido al control de sus medios de comunicación y de la economía para evitar que los trabajadores y los jóvenes traten de cambiar esta situación, van a tener éxito en mantener el status quo en la medida que los dirigentes de la clase obrera no sean lo suficientemente conscientes ni estén dispuestos a enfrentarse a ellos por todos los medios necesarios. Si no están dispuestos a expropiarlos, no podrán poner fin a la austeridad junto con el sistema capitalista. Así, los trabajadores y los jóvenes en Europa, y en primer lugar, los elementos más conscientes de ellos, que participan o apoyan a los partidos de izquierda y sindicatos, deben esforzarse por crear tal dirección y tener un programa de este tipo, que estén a la altura de la situación cuando ésta se presente en sus países. Sólo un programa socialista revolucionario y una dirección adecuada estarán a la altura de las tareas en tales momentos, para llevar la lucha hasta el final. Sólo las ideas del marxismo pueden crear tal dirección, partido y programa. Así que ¡construid la tendencia revolucionaria en la izquierda y en el movimiento obrero de vuestros países! ¡Uníos a la Corriente Marxista Internacional que lucha por esta causa!

 

Banner