Pagina principal Internacional Asia ¡Luchar contra el fundamentalismo y el imperialismo! ¡Apoyar la Campaña en Defensa de los Sindicatos de Pakistán!

¡Luchar contra el fundamentalismo y el imperialismo! ¡Apoyar la Campaña en Defensa de los Sindicatos de Pakistán!

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

El ataque de los talibanes contra una escuela en Peshawar, Pakistán, el martes 16 de diciembre de 2014 fue tal vez el ataque más bárbaro y brutal llevado a cabo por los fundamentalistas hasta la fecha. Ha sido el ataque terrorista más mortífero en Pakistán del que se tenga memoria, costando 141 vidas, incluyendo 132 niños. Además de esto más de 125 personas resultaron heridas, en su mayoría niños.

El ataque no vino de la nada. Desde agosto, el ejército paquistaní ha estado llevando a cabo una operación contra los talibanes en Waziristán donde los talibanes son fuertes, y en Karachi, donde el ejército ha estado tratando de desalojar a los talibanes de las zonas de la ciudad que controlan. El ataque a la escuela fue claramente una respuesta vengativa y bárbara de los talibanes, e incluso puede ser un intento de ejercer presión sobre el gobierno paquistaní y las fuerzas armadas para que suspendan o moderen la operación en Waziristán del Norte y Karachi.

¿Quiénes son los talibanes?

¿Quiénes son estos talibanes que declaran la guerra a los escolares indefensos? No sienten vergüenza, ni la necesidad de esconderse, ya que son totalmente desvergonzados. Los talibanes de Pakistán se atribuyeron la responsabilidad por este acto de barbarie sanguinaria.

Un portavoz del Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP) aceptó la responsabilidad del ataque. Su portavoz dijo a los periodistas desde un lugar no revelado que el ataque se llevó a cabo en represalia por la operación militar en Waziristán del Norte y el asesinato de militantes en custodia del gobierno. Los nueve fanáticos que participaron en el ataque han sido identificados, dijo el funcionario.

Los contrarrevolucionarios talibanes se oponen particularmente a que las mujeres jueguen ningún papel en la sociedad que no sea la de esclavas domésticas. Querían evitar que las niñas vayan a la escuela. Tal es su odio fanático hacia la educación que han destruido o atacado más de 1.030 escuelas y colegios en una sola provincia, Jyber Pajtunjwa, desde 2009 a 2013.

Pakistán está literalmente cayéndose a pedazos, con una infraestructura débil que está en un perpetuo estado de descomposición. Los apagones de hasta 22 horas al día en las áreas rurales; la escasez de agua; un sistema de transporte en un estado de colapso; el aumento constante del desempleo y la pobreza generalizada aumentan día a día: este estado generalizado de deterioro está ahora carcomiendo al propio Estado, con conflictos nacionales y religiosos generalizados.

La élite dominante no ve otra manera de mantenerse en el poder que provocar división tras división entre el pueblo, con la esperanza de debilitar a las masas empobrecidas.

Durante más de una década, el país se ha enfrentado a muchos ataques que han afectado a más de 50.000 personas, pero nunca antes los atacantes habían abatido a tantos niños. El sentimiento de conmoción en Pakistán no tiene precedentes. Las fuerzas armadas paquistaníes han sufrido más de 16.000 víctimas combatiendo a los extremistas talibanes en las zonas tribales desde que comenzaron las operaciones.  El impacto en la economía ha sido devastador, con algunas estimaciones en que, durante los últimos 12 años, la economía ha sufrido una pérdida de 100 mil millones de dólares en la llamada "guerra contra el terror" desde 2001.

Los talibanes y el imperialismo

Los talibanes y otras bandas de reaccionarios fueron patrocinados, armados y financiados por el imperialismo, que los utilizó como una herramienta contra el ejército soviético en Afganistán. Entonces, los medios occidentales los describieron como "luchadores por la libertad". Ahora los describen como terroristas. De hecho, eran terroristas contrarrevolucionarios entonces, y son terroristas contrarrevolucionarios ahora.

Movimientos reaccionarios como los talibanes están íntimamente ligados a los terratenientes y capitalistas. Defienden los intereses, no de los pobres, sino de los ricos comerciantes, prestamistas, terratenientes y narcotraficantes. Es un secreto a voces que estén financiados, armados y, en gran medida, controlados por elementos en el estado de Pakistán y el notorio servicio de inteligencia, el ISI.

El ejército, después del atentado de Peshawar, irá tras los talibanes con renovado vigor. Pero que el doble juego se termine de verdad será otra cuestión. Hay muchos grupos y subgrupos islamistas. Gestionarlos y utilizarlos, dividiéndolos en "buenos" y "malos", de acuerdo a las necesidades del momento, ha sido una forma de vida para el Establishment de seguridad paquistaní

La lucha contra el imperialismo y el fundamentalismo islámico sólo puede tener éxito si es liderado por trabajadores guiados por la dirección de un partido marxista revolucionario. La verdadera manera de derrotar a estos monstruos de barbarie y al imperialismo es acabando con sus puntos de apoyo - los terratenientes y capitalistas corruptos. La lucha contra los opresores extranjeros sólo puede tener éxito si está vinculada al derrocamiento del latifundismo y del capitalismo.

La campaña de solidaridad PTUDC

La Campaña en Defensa de los Sindicatos de Pakistán (PTUDC, sus siglas en inglés) ha expuesto constantemente las estrechas conexiones entre los fundamentalistas islámicos y el Estado paquistaní. Eso les ha ganado el odio eterno de los talibanes, que temen, con razón, que la creciente influencia del marxismo revolucionario los termine minando.

En Pakistán, y en particular en Jyber Pujtoon Jwah, compañeros del PTUDC han organizado a las masas locales contra estos reaccionarios. Como resultado, muchos compañeros han sido víctimas del terrorismo fundamentalista. Recientemente, uno de nuestros compañeros, Gufran Ahmed, un dirigente nacional del PTUDC en Malakand, escapó por poco de una granada de mano de los talibanes. Otro compañero Riaz Hussain Lund, presidente nacional de la PTUDC en Karachi, terminó siendo acribillado por cinco balas. Por suerte Riaz Hussain Lund fue llevado rápidamente al hospital donde fue operado de urgencia y ahora se está recuperando. Esta no fue la primera vez que Riaz Hussain Lund ha sido disparado - hace unos años fue herido de bala por hombres armados del partido fascista MQM en Karachi.

Todo trabajador con conciencia de clase en el mundo debe sentir profundamente la tragedia de jóvenes escolares disparados a sangre fría por asesinos cobardes.

Estos ataques brutales ya sean contra niños de escuela inocentes sin nombre o contra nuestros compañeros, no nos van a disuadir de nuestra tarea. Nada nos detendrá en exponer la bajeza y crueldad de nuestros enemigos, que es en realidad la esencia destilada de la bajeza y crueldad de la sociedad que dio lugar a estos monstruos. Esto fortalecerá y endurecerá la determinación de nuestros camaradas de Pakistán para continuar la lucha por la que los compañeros Gufran y Riaz han hecho tales grandes sacrificios. 

El PTUDC fue relanzado en abril de 2013. Desde entonces, la campaña ha logrado un progreso constante, con una serie de sindicatos y agrupaciones sindicales afiliadas en Gran Bretaña. La campaña tiene un enorme potencial y por desgracia no nos hemos dado cuenta de este potencial. El ataque a la escuela en Peshawar y la posterior masacre de niños en edad escolar ha puesto a Pakistán una vez más en los titulares. Este es el momento de llevar la campaña PTUDC al movimiento obrero y estudiantil: para analizar la situación económica y política en Pakistán; para resaltar la valiente labor de los compañeros del PTUDC en Pakistán; y para pedir la solidaridad concreta de las secciones sindicales, organismos sindicales regionales y nacionales, así como de los sindicatos de estudiantes.

Estamos pidiendo a nuestros lectores que planteen la cuestión en su organismo local, regional o nacional y pidan su afiliación formal al PTUDC, y para que envíen mensajes de correo electrónico o carta de protesta a varias personalidades de Pakistán para exigir que se tomen medidas para encontrar a los autores de los atentados contra las vidas de Riaz Hussain Lund y de Gufran Ahmed. Cuantos más mensajes de correo electrónico se envíen, más vamos a hacer para que aquellos que están en el poder se den cuenta de que están siendo vigilados en cuanto a la manera de reaccionar ante los intentos de terminar con ka vida de los miembros del PTUDC.

 El PTUDC será más que feliz de proporcionaros un representante nuestro a vuestra organización o a vuestros miembros que lo soliciten. Si necesitaís a uno de nuestros representantes, por favor contactad con nosotros en este mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla


Resolución Modelo

Esta sección sindical desea expresar su firme y permanente apoyo a la Campaña paquistaní en Defensa de los Sindicatos (PTUDC) a la luz de su reciente llamamiento a manifestaciones de solidaridad con los sindicalistas paquistaníes que han sufrido ataques en las últimas semanas.

Este sindicato señala:

  1. El 13 de septiembre Riaz Hussain Lund - El presidente de la Campaña en Defensa de los Sindicatos de Pakistán - recibió cinco disparos en Karachi. Fue transportado inmediatamente al hospital más cercano, donde tuvo que someterse a una cirugía de emergencia, lo que consecuentemente le salvó la vida. Este incidente tuvo lugar a instancias del grupo neofascista MQM cuyo líder está residiendo en Londres y tirando de las cuerdas desde su residencia.
  2. El 2 de noviembre, Ghufran Ahmed - otra figura destacada en el PTUDC y valiente luchador - fue atacado por los fundamentalistas islámicos en su casa de Allahdand, en el distrito de Malakand. Los autores lanzaron un ataque con granadas a las 5.45am que causó daños en el edificio, pero afortunadamente no dejaron víctimas.
  3. Los fundamentalistas islámicos en estrecha colaboración con los señores feudales y capitalistas locales han puesto en marcha una amplia campaña de propaganda contra los activistas del PTUDC en el período reciente, denunciándolos como apóstatas y por lo tanto susceptibles de ser perseguidos bajo las leyes de blasfemia temidas en el país.
  4. El PTUDC se estableció en 1995, tras el asesinato de Arif Shah, el Presidente de la Federación Obrera del Punjab, por agentes contratados por sus empresarios.
  5. El PTUDC ha estado incesantemente y sistemáticamente en la vanguardia de la lucha por los derechos humanos y sindicales. La organización ha hecho enormes conquistas a pesar de la creciente hostilidad hacia el movimiento entre las clases dominantes reaccionarias y fundamentalistas islámicas dogmáticas, las fuerzas que él mismo Ghufran Ahmed proclamó como "dos caras de la misma moneda".
  6. Las condiciones de los trabajadores de Pakistán se encuentran entre algunas de las más desesperadas del planeta.

Este sindicato considera:

  1. Estos ataques son el último desarrollo de una oleada de ataques y amenazas similares perpetradas por los reaccionarios fundamentalistas, como un medio de intimidar a los sindicalistas en todo Pakistán.
  2. El Estado paquistaní ha apoyado secreta y abiertamente a neofascistas y elementos religiosos fundamentalistas en los últimos años y es directamente responsable de estos ataques.
  3. Los trabajadores pakistaníes liderados por PTUDC han estado en la vanguardia de la lucha por los derechos humanos y sindicales básicos, por la abolición del trabajo forzoso, la erradicación del trabajo infantil, contra la opresión de las mujeres y el fin de las privatizaciones.

Este sindicato resuelve:

  1. Enviar cartas de protestas a varios funcionarios del gobierno de Pakistán para protestar por los intentos de asesinato de Riaz Hussain Lund y de Gufran Ahmed - los dos activistas de la Campaña en Defensa de los Sindicatos de Pakistán.
  2. Afiliarse formalmente a la campaña de solidaridad del PTUDC
  3. Enviar esta moción a los organismos distritales, regionales y nacionales de la organización para que protesten contra los intentos de asesinato de los dos militantes del PTUDC y y se afilien formalmente a la campaña.
  4. Invitar a un orador del PTUDC al órgano local, regional y nacional del sindicato para una discusión completa sobre la situación en Pakistán.

Enviar cartas de protesta a las siguientes direcciones:

1, Miah Nawaz Sharif, primer ministro de Pakistán

Secretaría del Primer Ministro,

Islamabad, Pakistán - 44000

Correo-e: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

2 Chaudhry Nisar Ali Jan, Ministro Federal del Interior,

R Block, Secretaría Pak,

Islamabad, Pakistán

Correo-e: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

3 Para obtener una lista de las embajadas y consulados de Pakistán ver:
http://embassy.goabroad.com/embassies-of/Pakistan

4 Enviar copia de cartas a: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Para el envío de cartas de protesta por Ghufran Ahmed

 
  • Pervez Jattak,

Ministro Principal de Jyber Pashtunjawa,

Dirección: Jefe Secretaría del Gobierno,

Shahibzada Abdul Qayum Road,

Peshawar,

Pakistán

Teléfono: 0092 91 9222460 464

Fax: 0092 91 9212237

Mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Las quejas también se pueden registrar en línea en:

http://crckp.gov.pk/form.php

  • El ministro del Interior de Jyber Pashtunjawa,

Hogar y T.As Departamento

Secretaría Civil,

Peshawar,

Pakistán

Teléfono: 009291-9210032

Fax: 009291-9210201,

Correo-e: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

Para el envío de cartas de protesta por Riaz Lund

  • Inspector General de la Policía, Sindh Police Headquarters, I.I Chundrigar Rd, Karachi, Pakistan - Phones: +92-21-99212626, +92-21-99212627; Fax: +92-21-99212051
  • Jefe del Ministerio de Sindh, Chief Minister's House, Civil Lines, Karachi, Pakistan - Phones: +92-21-99202022, +92-21-99202047 Fax: +92-21- 99212941

 

Banner