rojava1Las fuerzas del Ejército Islámico de Irak y el Levante (EIIL) se están acercando a la ciudad sitiada de Kobane en la frontera turco-siria. Miles de kurdos han huido aterrorizados a Turquía en un intento desesperado de conseguir suministros y refuerzos, pero se encuentran bloqueados por el ejército turco, que está impidiendo que refuerzos, armas y provisiones crucen la frontera. Mientras que el resto del mundo observa, la población de Kobane está amenazada con un baño de sangre terrible.

La velocidad con que amplias franjas del territorio irakí han caído en manos de las relativamente pequeñas fuerzas de milicias armadas plantea la cuestión de cómo esto ha sido posible. Las fuerzas armadas irakíes eran numéricamente muy superiores a los grupos que tomaron ciudades como Mosul, en el norte. El ejército está, de hecho, desintegrándose. Esto no puede explicarse simplemente con referencias a la actuación de grupos islámicos armados. Algo más profundo está sucediendo.

Israel-Palestine-Bombs-July-2014Ayer, el ejército israelí lanzó una ofensiva terrestre sobre Gaza. Los periodistas que están en el lugar han descrito las etapas iniciales de la invasión, relatando escenas terroríficas mientras Gaza es arremetida por tanques, cañones, bombardeos aéreos y misiles disparados por barcos de guerra frente a las costas de la franja. Las fuerzas israelíes están atacando a Gaza por mar, tierra y aire.

El martes 10 de junio, el grupo fundamentalista islámico ISIS capturó Mosul, una de las principales ciudades en el norte de Irak y luego se dirigió al sur hacia Bagdad, capturando varias ciudades importantes en el camino. Cientos de miles de personas ya han huido por temor a sus vidas bajo el dominio de este grupo reaccionario. Este fantasma de la barbarie creciendo en el horizonte, es el resultado directo de las aventuras cínicas del imperialismo estadounidense.

Una tormenta de bombas y fuego grotescamente denominada "Operación Borde de Protección" ha sido desatada por el gobierno israelí contra la población civil de Gaza. En los últimos días, más de 400 toneladas de bombas altamente potenciales han alcanzado objetivos dentro de la densamente poblada Franja de Gaza, matando a más de 100 civiles, entre ellos muchos niños, e hiriendo a cientos.

La totalidad del establishment egipcio, desde los estadistas a los empresarios y presentadores de televisión, han salido en tromba a elogiar la “victoria aplastante" en las elecciones presidenciales egipcias de Abdel Fattah Al- Sisi. Sin embargo, la estabilidad que los burgueses ansían está más lejos de lo que piensan.