Europa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El protocolo firmado por el Gobierno, Confindustria (la patronal Italiana, ndt), Confapi (la confederación de las PYMES Italianas, ndt) y los sindicatos el 14 de marzo representa una capitulación ante los capitalistas y sus intereses. En el mismo se afirma que "la continuación de las actividades de producción puede tener lugar en presencia de condiciones que aseguren niveles adecuados de protección para los trabajadores", pero la sustancia es que la producción continúa, a pesar del objetivo de detener la propagación del contagio.

De hecho, el manejo de la seguridad y la emergencia de salud en las fábricas queda a la entera discreción de los propios empresarios (ese mismo manejo que en períodos normales es tan efectivo como para causar 4 asesinatos diarios en el trabajo).

 Con este protocolo se descarga en la responsabilidad individual de cada trabajador lo que pueda ocurrir en la empresa: 

  • Se otorga discreción total a las empresas, ya que la gestión de la seguridad está totalmente en sus manos. 

  • Se pisotea el artículo 5 del Estatuto de los Trabajadores (este artículo no permite a los empresarios ejercer directamente controles de salud a sus trabajadores. Tiene que ser un ente público el que se ocupe de esa tarea ndt) obligando a todos los trabajadores a permitir que se les mida su temperatura antes de ingresar al centro de trabajo; 

  • Cualquier reunión en la empresa está prohibida, por lo tanto, también las reuniones sindicales en espacios que permiten la distancia de un trabajador a otro;

  • También se aplican a los trabajadores las vergonzosas disposiciones para el personal sanitario del Decreto Legislativo del 9 de marzo (parecido al decreto de Estado De Alarma en el Estado español ndt), que ya están aplicando de manera arbitraria y escandalosa las medicinas del trabajo; así, a los trabajadores de la salud que han entrado en contacto con un paciente positivo ya no leaplican más la medida de cuarentena, sino solo vigilancia de salud, y estos trabajadores continúan su trabajo que se suspende solo en caso de síntomas respiratorios;

  • Se recomienda el uso de vacaciones sin especificar si son las antiguas o las acumuladas este año o tal vez las que aún no se han acumulado.

 En resumen, nos vamos a casa solo si el propietario quiere y, si él acepta, hace que seamos nosotros trabajadores quienes paguemos el coste de esta emergencia.

 ¡Este acuerdo no sólo no mejora nada sino que empeora aún más las normas de seguridad y derechos de los trabajadores!

 ¡Que sigan las huelgas!, obligando a los patronos a cerrar hasta el final de la emergencia sanitaria y a que los dirigentes sindicales apoyen esta batalla.

 ¡En Ferrari, gracias al trabajo de los representantes sindicales de la Fiom (el sindicato de los trabajadores metalúrgicos de la CGIL, la sección más combativa del sindicato mayoritario ndt), se ha firmado un acuerdo por el cual la compañía cierra 2 semanas y todos los trabajadores recibirán su paga del 100%! ¡Que este sea siempre el objetivo en cualquier sitio donde se pueda sostener una movilización!

 ¡La salud del trabajador es lo primero!