PAÍS: El Salvador

 

Este mes de junio el gobierno Funes-FMLN cumple su primer año, se ha hecho historia como el primer partido de izquierda que llega al poder ejecutivo por la vía electoral, ante todo esto debemos sentarnos a reflexionar para sacar algunas lecciones que hagan que nuestro actuar pueda de una vez por todas llevar adelante  el proceso revolucionario de Centroamérica y el mundo.

Estamos prontos a la inauguración del Mundial de futbol 2010 en Sudáfrica, vemos como este deporte es tan relevante para los países latinoamericanos, es de vital importancia, es más llega a ser el principal deporte muchas veces, mueve a todo un país, exacerba las nacionalidades, tal como sucede entre argentinos y brasileños, además en algunos casos un partido de futbol da pie a revanchas históricas, como es el caso de Argentina e Inglaterra (La guerra en Las Malvinas) o el de algunos países africanos ex-colonizados contra los países ex-colonizadores, como El Congo y Francia, etc., en ocasiones se llega a tal grado que se crean conflictos entre las naciones que disputan un partido de futbol.

PAÍS: EL SALVADOR

Hace algunas semanas en una de las tribunas donde los legisladores del FMLN dan sus informes de trabajo al pueblo en la Plaza Cívica de San Salvador, un trabajador tomó el micrófono y explicó como en su trabajo durante los gobiernos de ARENA algunos compañeros suyos habían  intentado formar un sindicato y fueron despedidos, con gran entusiasmo, confianza y esperanza decía que ahora nuevamente estaban organizándose y que esperaban que con el gobierno de Funes ahora si se les permitiría su derecho a sindicalización. Este compañero solo expresó lo que miles  de trabajadores en el país están pensando.

Hemos recibido esta denuncia de activistas hondureños del FNRP contra la represión del gobierno de Porfirio Lobo, quien fue puesto en el gobierno por unas elecciones fraudulentas organizadas por los golpistas y donde las masas mostraron su rechazo con una abstención enorme pese a las presiones enormes por parte del gobierno de Micheletti. Esta actitud represiva del gobierno de Porfirio Lobo echa abajo la careta democrática que quiere presumir. La CMI declara su profunda solidaridad con los jóvenes y trabajadores hondureños que están sufriendo de persecución, represión e incluso asesinatos.