11043366_663307280464488_2211742369810094658_o_0.jpgRecogemos un llamamiento internacional urgente desde México en solidaridad con la activista y militante de La Izquierda Socialista y de la Corriente Marxista Internacional, Stephanie Arriaga Casillas (Fanny), y su familia; que están siendo víctimas de extorsiones y de amenazas de muerte por parte del crimen organizado. La compañera Fanny es una luchadora social que ha defendido los derechos de los estudiantes y trabajadores, de forma particularmente destacada dentro del Instituto Politécnico Nacional. Hasta ahora, las autoridades están haciendo caso omiso de las denuncias presentadas. Pedimos a todos nuestros lectores que firmen la resolución que adjuntamos

chapo guzmanHace apenas unas horas se anunció la recaptura de El Chapo. El presidente Peña Nieto escribió en  su Twitter palabras de épica alegría: “Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”. Pero la misión está muy lejos de estar cumplida y más que épica hablamos de tragicomedia. 

oaxaca-elecciones-cnte-quema-papeleria-2_0_0.jpg

Con un abstencionismo de más del 55% se realizaron las elecciones intermedias en México. La jornada electoral fue diversa y contradictoria, tuvimos desde la lucha por un boicot abierto en Estados como Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán; el triunfo de un candidato independiente en Nuevo León y distintas expresiones de descontento local como es el avance de Morena en el DF y el retroceso del PRD, partido que gobierna la entidad desde 1997. La característica general de este proceso es que refleja una creciente crítica al régimen y la necesidad del cambio. 

Ayotzinapa caras normalistas“Todos los pobres también tenemos un corazón y con ese corazón duro vamos a luchar hasta encontrarlos". Bernabé Abraján, padre de uno de los normalistas desaparecidos.
 
La noche del 26 de Septiembre de 2014 estudiantes normalistas (maestros) rurales de Ayotzinapa fueron atacados por células del crimen organizado, en complicidad con fuerzas policiacas municipales, federales y el ejército.

El violento secuestro y desaparición de 43 estudiantes en el estado de Guerrero en septiembre ha sumido a México en una profunda crisis social y política. El caso de los estudiantes de Ayotzinapa ha llevado a las masas a la calle y ha convulsionado la presidencia de Enrique Peña Nieto.

El 26 de agosto, después de terminada la manifestación de apoyo a los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos por el Estado hace 11 meses, la policía de Ciudad de México atacó a un grupo de activistas en su camino a casa, hiriendo a varios de ellos. Entre ellos se encontraban las madres de los estudiantes de Ayotzinapa, así como los principales miembros de La Izquierda Socialista (CMI) y el CLEP (Comité de Lucha de los Estudiantes del Politécnico).

Han pasado siete semanas desde el ataque de la policía y posterior desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que fueron entregados a un cártel de la droga. El brutal incidente en la ciudad de Iguala, Guerrero, ha sido la gota que ha colmado el vaso, y que ha provocado una ola de protestas masivas que no para de crecer.