Manos Fuera de Venezuela
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde la campaña Manos Fuera de Venezuela condenamos sin reservas la escandalosa decisión del Tribunal Supremo del Reino Unido de negar el acceso de Venezuela a 31 toneladas de oro que depositó en el Banco de Inglaterra. Esta decisión solo puede describirse como robo a plena luz del día y un acto de piratería.

El fallo del Tribunal Supremo del Reino Unido el 3 de julio declaró que el gobierno del Reino Unido "reconoció inequívocamente al líder opositor Juan Guaidó como presidente" y, por lo tanto, el oro depositado en el Banco de Inglaterra no debería ser entregado al Banco Central de Venezuela como lo solicitaron sus abogados.

Originalmente, el Banco de Inglaterra tomó la decisión de bloquear el acceso a la reserva de oro, por un valor de más de US $ 1.000mn, que había sido depositada en Londres para su custodia, en 2018. Esa decisión se tomó a pedido del gobierno de los EE. UU. para socavar al gobierno venezolano.

En ese momento Guaidó ni siquiera se había proclamado "presidente" y, por lo tanto, el Reino Unido no lo había reconocido como tal. En su libro recientemente publicado, John Bolton explica cómo el entonces Ministro de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, estaba "encantado de cooperar" con los esfuerzos de "cambio de régimen" de Washington contra Venezuela, mencionando específicamente el congelamiento de las reservas de oro de Venezuela en el Banco de Inglaterra.

El hecho de que el Tribunal Supremo del Reino Unido cita el reconocimiento del gobierno británico de Juan Guaidó como la razón para bloquear el acceso al oro es una farsa. El gobierno del Reino Unido ha reconocido formalmente a Guaidó como "presidente interino", pero mantiene relaciones consulares y diplomáticas con Venezuela y su gobierno legítimo. Hay un embajador venezolano en Londres y un embajador británico en Caracas.

Además, el gobierno venezolano se había comprometido a que los ingresos de la repatriación de las reservas de oro solo se utilizarían, bajo la supervisión del Programa de Desarrollo Humano de la ONU, en la lucha contra la pandemia COVID-19 en Venezuela.

Al continuar reteniendo ilegalmente el oro venezolano, el Reino Unido pone en peligro vidas en Venezuela.

Hacemos un llamado al movimiento obrero, sindical y solidario en Gran Bretaña y en todo el mundo para rechazar y protestar enérgicamente esta decisión escandalosa del Tribunal Superior del Reino Unido, que sienta un precedente muy peligroso.

¡Reino Unido: Manos Fuera de Venezuela!

¡Las sanciones matan!

¡Devuelvan el oro!

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: contacto@luchadeclases.org

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí