Brasil
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En todos los periódicos de Brasil y también del mundo se está diciendo que la victoria del Partido de los Trabajadores (PT) y de Dilma con el 47% de los votos, fue ensombrecida por la votación de la ex-petista y candidata del Partido Verde (PV), Marina Silva, con apenas el 19%. El candidato de la derecha, José Serra, sacó el 32%. Dicen, también, que hubo muchas abstenciones.


 

¿Por qué el PT no ganó en la primera vuelta?

Intentan explicar por qué la candidata del Partido de los Trabajadores (PT) no logró ganar la mayoría absoluta en la primera vuelta, pese a tener a Lula como su principal impulsor, cuyo gobierno tiene un 77,5% de aprobación y él mismo un nivel de popularidad del 81%.  Nosotros creemos que es preciso analizar más profundamente los datos, para tomar una posición. Primero, los votos. Si mirarnos la planilla de abajo, vemos que los votos no variaron mucho tras la última elección de 2006. Hubo un aumento de los votantes, pero la abstención y los votos nulos y blancos no fueron significativos para restarle votos a la candidata del PT.

¿Entonces, cómo explicar los votos de Marina y la necesidad de un Ballotage entre Dilma y Serra?

Esto se explica como un voto de “aviso” al PT.  Como en 2006, pasa ahora algo semejante a lo que sucedió con Heloisa Helena, la candidata del Partido Socialismo y Libertad (PSOL). Una parte de las masas votaron a Marina, la candidata que rompió con el PT, como una forma de avisar al gobierno de que las cosas no caminan bien.  Pero, es preciso explicar que Marina es diferente a la candidata de PSOL, que rompió por izquierda. Marina rompió por derecha. Ella es responsable del proyecto de privatización de la Amazonia. Apoyalos ataques a los derechos de los trabajadores y también a los jubilados.  También hay otras cosas que debemos tener en cuenta. Dilma no fue elegida en las internas del PT en forma democrática. Ella fue impuesta por Lula. Una discusión abierta y democrática para elegir el candidato, habría impulsado la campaña del PT.Pero lo central fue el programa. En el congreso del PT fueron rechazadas propuestas como la estatización de la principal compañía minera, Vale do Rio Doce, y que Petrobras fuera 100% estatal. Sin embargo, se aprobó la reducción de la jornada de trabajo, que la Central Única de los Trabajadores (CUT) utilizó como su principal bandera de apoyo a Dilma, y el Movimiento Sin Tierra hizo suya la lucha por la limitación de la propiedad de tierra. Pero Dilma rechazó ambos reclamos, y lo hizo para mantener las “alianzas” en el gobierno con partidos burgueses, como el PMDB.La consigna central de la campaña de Dilma Roussef fue que continuaría la política de Lula. Pero aunque los trabajadores sientan como suyo al gobierno Lula, ellos no se volcaron a votarla solamente por ser la candidata de Lula. El PT sigue siendo aún el partido de los trabajadores de Brasil. Y esto la dirección del PT, Dilma y Lula deben recordarlo. ¿Qué hizo de nuestro partido el mayor partido de masas de Brasil? fue su historia en las luchas de los trabajadores y de la juventud. No las alianzas.

Todo lo que las alianzas han hecho es trabar las luchas de los trabajadores. Por eso, hasta el día del Ballotage la campaña de Dilma debe ser una campaña que se base en la reducción de la jornada de trabajo, en la limitación de la propiedad de la tierra, en la defensa de los jubilados y en las estatizaciones de las empresas privatizadas. Una campaña petista que rompa con la derecha y proponga un gobierno socialista y de los trabajadores.

2010  2006
electoral Total 135.789.750 125.913.134
Votos Validos 101.586.972 74,81% 95.996.733 76,24%
Blancos 3.479.269 2,56% 2.866.205 2,28%
Nulos 6.123.961 4,51% 5.866.205 4.73%
Abstención 24.608.548 18,12% 21.092.675 16,75%