ABChavezLa oligarquía venezolana y el imperialismo utilizan el estado de Salud del Presidente Hugo Chávez para renovar su campaña de desestabilización contra la Revolución Bolivariana. Corren el riesgo de desatar la furia de los trabajadores y los pobres.

El resultado tan ajustado de las elecciones regionales en Bolivar merece una reflexión detallada y en profundidad. Los votos conseguidos por el candidato del PCV, particularmente concentrados en las parroquias más obreras, y el alto nivel de abstención reflejan una fuerte corriente de descontento entre amplios sectores de la militancia revolucionaria.

A tres años y medio del golpe  de estado en Honduras donde la burguesía nacional y el imperialismo actuaron como un solo hombre para echar del gobierno a Mel Zelaya  y enfrentaron una de las movilizaciones mas dignas de nuestro pueblo donde por más de 80 días los jóvenes, trabajadores y amas de casa salieron a luchar en las calles y en algunos casos ofrecieron su vida, la lucha de clases a recuperado nuevamente el vigor, en este caso el terreno ha sido la elección interna dentro del nuevo partido Libre.

Sin duda el 2012 fue uno de los años en que el kirchnerismo y los sectores populares que lo respaldan han soportado el más intenso acoso social desde que  las patronales agrarias se pusieron en pie de guerra, en el denominado "conflicto del campo".

Venezuela regionales 16DLos candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganaron las elecciones para gobernador el 16 de diciembre en 20 de los 23 estados del país, incluyendo cinco que estaban gobernados por la opositora MUD (Mesa de Unidad Democrática). El único consuelo de la oposición reaccionaria fue que mantuvo el importante estado Miranda, donde su candidato presidencial derrotado Henrique Capriles Radonski venció al ex vicepresidente Elías Jaua.

Los resultados del voto de los militantes comunistas a los textos para el debate del próximo Congreso - el de la dirección del partido y los tres textos alternativos - dan una clara mayoría al primero, que lleva por título Il est grand temps de rallumer les étoiles [“Es hora de volver a encender las estrellas”, NdT]. La dirección del partido mejora así su resultado en comparación con el Congreso de 2008, pasando del 60% al 73% de los votos (24.597 votos).