A las 3 de la mañana del miércoles 4 de noviembre, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, apareció en la televisión estatal para declarar un estado de emergencia de seis meses en la región norteña de Tigray. Según Abiy, las fuerzas de seguridad regionales de Tigray habrían cometido "traición" al atacar bases militares federales en la capital regional de Mekelle, así como en Dansha, matando e hiriendo a un número no especificado de soldados en el ataque.

Una de las camisetas más grandes de la historia del deporte más popular del mundo era socialista. No ocultó sus defensas y luchas, así como no tuvo la capacidad de deshacerse del dolor y la soledad personal. Una vida dramática, hermosa y épica, como un tango de Gardel o Piazzolla. Por todo esto, el 25 de noviembre de 2020 nunca será olvidado, así como el 22 de junio de 1986 sigue vivo.

Después de cinco años de relativa calma en la lucha de clases en Guatemala, cuando la caída del gobierno corrupto de Otto Pérez y Roxana Baldetti hizo posibles movilizaciones de la juventud y la clase trabajadora, nuevamente estamos en el inicio de una crisis institucional y posiblemente el desarrollo de un movimiento de masas.

Como ya es costumbre, la reciente guerra de Karabaj es vista desde dos ángulos en Rusia: los liberales exaltan las virtudes de los generales turcos entrenados por la OTAN y los drones israelíes, mientras que los admiradores secretos y obvios de Putin nos dicen en Liva (medios rusos-ucranianos) que los revolucionarios (entre comillas o no) siempre pierden las guerras. No hay ni un gramo de verdad en esta dicotomía.

Un enorme movimiento de protesta está sacudiendo a la sociedad tailandesa hasta los cimientos, forzando al régimen bajo amenaza. Los jóvenes a la vanguardia de este movimiento deben tender la mano a la clase obrera y luchar por el fin de la junta militar, la monarquía y el sistema capitalista putrefacto que ambos representan.

El pueblo saharaui hace décadas que exige un referéndum para poder decidir constituirse como Estado independiente y poner fin a la ocupación de las fuerzas represivas marroquíes. Recientemente saltó la noticia de la violación del alto el fuego del gobierno de Marruecos iniciando así un conflicto con el Frente Polisario, el movimiento político representante del pueblo saharaui.

El presente artículo fue escrito en el 2002 como parte de una discusión sobre la lucha del pueblo saharaui. Lo publicamos actualmente no sólo por el interés y vigencia de su análisis, sino también por los actuales acontecimientos que se están desarrollando en el Sahara Occidental.