Pagina principal Inicio Estado Español Diguem NO! Málaga: manifestación de solidaridad con los estudiantes valencianos

Málaga: manifestación de solidaridad con los estudiantes valencianos

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

En torno a 300 personas, en su mayoría jóvenes, se congregaron en la Plaza de la Constitución de Málaga para protestar contra la brutalidad policial que, esta vez, el Estado ha desatado en Valencia, al igual que hicieran hace unos meses en Barcelona y oros lugares.

La indignación era palpable, había compañeros de diversas organizaciones o movimientos, especialmente del 15-M y de IU, así como gente aparentemente no ligada a ninguna organización. El ambiente era tal que, al igual que por ejemplo en la manifestación sindical del pasado domingo en Cádiz, lo que en principio estaba previsto como una concentración acabó en cantos de "¡Vámonos de manifestación!".

Y cuando el pueblo decide que la ley no se ajusta a su realidad y en un momento como el actual, donde el miedo o la timidez por airear en las calles la rabia y la indignación parecen perdidas, lo normal es que se improvise una marcha que bajó hasta cortar la Alameda Principal provocando un atasco en ambos sentidos.

La marcha llegó a la altura del ayuntamiento pero siempre por medio de la Alameda Principal. Allí se produjo una sentada. Algunos coches saludaban a la marcha con pitos desde el coche y con el puño en alto. En este momento se produjo en plena marcha un debate sobre si seguir ocupando la vía o pasarse a la acera, pues se era consciente de la "ilegalidad" de nuestra marcha, y la posibilidad de una carga policial para desalojarnos de la vía estaba presente. Aunque hay que decir que la presencia policial era escasa y se limitó a desviar el tráfico de la avenida donde nos encontrábamos y a observar desde la distancia.

Sin duda, al igual que en otras manifestaciones que hubo ayer miércoles, el gobierno del PP se ha dado cuenta, tarde, de que puede provocar un estallido social, era evidente que no querían provocar más la situación. 

Finalmente, la marcha volvió a la Plaza de la Constitución donde se realizó una pequeña asamblea por parte de un reducido grupo que decidió quedarse y realizarla.

La sensación, al hablar con algunos participantes al final de la manifestación, era de satisfacción ante el hecho de que habíamos marchado y cortado el tráfico sin estar planeado y sin que la policía ni nadie lo intentara impedir.

Pero, en cualquier caso, en algunos momentos parecía que si la presencia policial hubiera sido mayor el babreo era tan grande que hubiera sido fácil que parte de la manifestación hubiera adoptado una actitud provocadora ante la policía, dado el grado de indignación e incluso insultos que se proferían desde la manifestación en algunos momentos contra las fuerzas de seguridad.

Asimismo, parte de la marcha proponía dirigirse a la sede del PP o era un poco reacia a desalojar la calle pasado ya un tiempo, lo cual de haber sido seguido hubiera acabado provocando la intervención policial, cosa que parecía ser el objetivo en algún momento por parte de algunos compañeros. Nada de esto llegó a mayores y, en definitiva, lo que hubo fue una demostración de fuerza y energía por parte de los participantes.

Banner
Banner