Pagina principal Inicio Colaboraciones Izquierda Unida Notas sobre los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2013

Notas sobre los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2013

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

A continuación, publicamos un pequeño estudio del compañero Santiago Jiménez, coordinador de IU en Villaverde del Río, y alcalde del mismo municipio. Como dice el compañero, "sirvan estas notas como referencia y acicate para que todos los compañeros y compañeras de nuestra organización estudien el contenido de los presupuestos de la Junta y hagan una valoración del mismo". A día de hoy, los datos para que los activistas de IU sepamos algo en concreto de los presupuestos de la Junta, en la que participa IU, los obtenemos por la prensa.

Decir, en primer lugar, que los datos que van a servir de base para este análisis político de los presupuestos los hemos encontrado en el periódico Diario de Sevilla en su edición del viernes 2 de Noviembre de 2012. Es bastante lamentable que tengamos que conocer el desglose de los presupuestos por la prensa burguesa. Los diputados de IU han participado en su elaboración, son corresponsables de su contenido y ni siquiera tenemos una copia interna. Ya que no se han apoyado en el conjunto de la organización para recabar propuestas para su redacción, al menos podían haber enviado un resumen comparado de sus partidas a cada asamblea para que conozcamos los avances o retrocesos que contempla.

Aún reconociendo que hay elementos progresistas, de control del gasto y prioridades sociales, lo cierto y verdad es que estamos ante un presupuesto de recortes, de recortes sociales, laborales y de inversión pública. Un presupuesto así es incompatible con el programa de IU. Esta organización no puede aceptar estas cuentas sin salir a la calle y ponerse al frente de todos los colectivos que van a verse perjudicados por unas recursos insuficientes para financiar los derechos sociales.

Para confirmar esta afirmación podríamos comparar el documento con el programa de IU. Pero no hace falta. Nos basta comparar las cuentas que se presentan para el 2013 con el último ejercicio, es decir, con el presupuesto del PSOE, el mismo que hace unos meses rechazaron y pusieron a caldo correctamente los diputados de IU por insuficiente y por ceder ante las políticas capitalistas de ajustes y de recortes.

Pues bien, el presupuesto de la coalición PSOE-IU tiene una disminución de un 4’1% respecto al anterior (de 32.020 millones de euros pasa 30.706). Por supuesto que se dirá que no han tenido más remedio que cumplir los estrictos objetivos de déficit y los recortes en las transferencias a las comunidades impuestos por el gobierno del PP. No vamos a esconder aquí la responsabilidad de la derecha en los recortes presupuestarios, pero esta "justificación" tan propia de Rajoy y Artur Más, no puede ser un argumento para una organización que se reclama insumisa y rebelde ante los recortes capitalistas y que grita en todas las manifestaciones que esta crisis no se paga a costa de los trabajadores.

Decir que este recorte presupuestario (porque hay que llamar a las cosas por su nombre, los haga quien los haga) está provocado en gran medida por la obligación de hacer frente a los pagos de la deuda, que se eleva para el próximo año ¡un 60%!, de 2.229 a 3.581 millones de euros. Esto recuerda a lo mismo que estamos criticando, a las políticas capitalistas del PP, de CIU y del PSOE en solitario. No hay dinero suficiente para las políticas sociales, para la sanidad y la educación, y sí para los banqueros, para pagar la deuda y para sanear con dinero público a estos especuladores irresponsables.

De hecho, las partidas de educación y sanidad, dos líneas rojas de nuestro programa y por las que estamos batallando en todas las luchas contra los recortes, tienen una disminución de 1.000 millones de euros en Sanidad (10’6%, pasando de 9.404 millones de euros a 8.384), y 600 millones de euros en Educación (8’6%, de 7.194 millones de euros en 2012, a 6.573 en 2013) ¡es decir, recortes con respecto al presupuesto del PSOE!. Esto no se puede aprobar ni defender. Tan sólo estos recortes ya serían causas suficientes para rechazar los presupuestos, por no hablar de cómo conciliar la defensa de estos derechos en los centros escolares y junto a la "marea verde" o en la puerta de los hospitales, en las urgencias y en las movilizaciones de los residentes interinos, y al mismo tiempo decirles que hemos aprobado un presupuesto que tiene un ajuste semejante.

Podríamos continuar con más datos negativos. Las políticas de empleo (partidas de Promoción social en el presupuesto) tienen una de las bajadas más profundas. Si en el 2012 se destinaron 1.183 millones, y todos sabemos que no han hecho nada en materia de empleo, ni Escuelas taller, ni Talleres de empleo ni programas para los desempleados o los jóvenes, en el 2013, la partida se reduce un 30’3% hasta los 825 millones de euros.

La anunciada puesta en marcha de un Plan extraordinario para parados y mujeres en riesgo de exclusión se dota de 60 millones de euros. Algo completamente insuficiente.

Respecto a las políticas sociales, sólo la financiación de la Ley de Dependencia se mantiene con una leve disminución, al pasar de 1.187 a 1.108 millones de euros. Otros colectivos sufren los recortes. El Plan de Drogodependencia cae en un 20’2%; la Atención a la infancia un 15’8%; el bienestar social (familias, mayores, discapacidad…) un 33’6%; la coordinación de las políticas migratorias, un 54`1% y la protección de la violencia de género, nada menos que un 54`4%, de 8’6 millones de euros a 3`9.

Bajan las partidas de juventud (más del 40%), cultura, deportes (instalaciones deportivas, de 32 millones de euros pasa a 18), participación ciudadana (de 64’9 millones de euros a 33’9), cooperación internacional (40%) y todo lo relacionado con el Medio Ambiente, espacios naturales, conservación de especies y cambio climático. La propia Consejería de IU, Turismo y Comercio tiene recortes del 36’7% y 31’9% respectivamente.

Igual sucede en la investigación agraria y pesquera, de 70’8 millones de euros a 58`8, un 17% menos. El desarrollo sostenible del sector agrario pasa de 154 a 127 millones de euros y las acciones para el desarrollo rural, de 108`4 a 57`4 millones de euros, un 50% a la baja. No entramos en el contenido real de estas políticas y estos gastos que con toda seguridad irán a parar a los bolsillos privados, empresarios y propietarios de la agricultura y la alimentación. ¡Y ni un duro para Somonte, para los trabajadores que han ocupado estas tierras y necesitan ayuda para ponerlas en producción!. El presupuesto para otros sectores productivos también baja, como la pesca, un 21%, y la minería, 22’1%.

Como aspectos positivos pero que de ninguna manera pueden compensar la repercusión política y económica que suponen los recortes descritos, están las actuaciones en materia de agua, que crecen un 44%, de 265 a 383 millones de euros; las políticas de vivienda suben de 108 a 125 millones de euros (pero obsérvese que es incluso una cantidad insignificantes en el conjunto del presupuesto, manifiestamente insuficiente, y más sabiendo que prácticamente toda la partida se va a destinar a poner en marcha el programa de Rehabilitación de viviendas que dejó en la estacada y sin ejecutar el PSOE en años anteriores). Se mantiene en 355 millones de euros las partidas para investigación científica e innovación. Las acciones para la igualdad y promoción de las mujeres suben 6 millones de euros y se estrena con 626 mil euros las ayudas para la memoria democrática, que nos imaginamos que será la memoria histórica contra el franquismo, pero que no se han atrevido a llamar por su nombre. En cualquier caso, volvemos a la misma conclusión: estas mejoras son irrisorias frente a los recortes en educación, sanidad y empleo, precisamente los pilares del discurso, del programa político y de la lucha en la calle de IU.

Sirvan estas notas como referencia y acicate para que todos los compañeros y compañeras de nuestra organización estudien el contenido de los presupuestos de la Junta y hagan una valoración del mismo. Por nuestra parte, la conclusión es clara. Son presupuestos de recortes, que reafirman las políticas del capital y que tiene que ser votados en contra por nuestros diputados, los diputados obreros que se deben al programa político de IU y que fueron elegidos para luchar contra los recortes en los parlamentos y en la calle, no para aplicarlos.

 

Banner