África Subsahariana
Typography

thumb_doctors_NigeriaPublicamos a continuación una crónica de los acontecimientos ocurridos a principios de enero en Nigeria. El Gobierno aprobó una subida brutal de los precios de los hidrocarburos, lo que ocasionó un levantamiento popular que dio lugar a la marcha atrás de los planes originales del Gobierno.

thumb_doctors_Nigeria

Los dirigentes sindicales nigerianos han suspendido la huelga general  cuando ésta estaba entrando en su segunda semana. Esto sucede tras aprobar el Gobierno un “compromiso” para fijar el precio del petróleo en 97 nairas ( en torno a $0.60) por litro, en lugar de los inicialmente propuestos 140 nairas. Esto sigue siendo un incremento respecto a los 65 nairas ($0.40) de los que se parte. Ofrecemos aquí informes presenciales de los acontecimientos de la semana pasada, (escrito antes de la desconvocatoria de la huelga) que claramente indica un cambio radical en el seno de la clase obrera nigeriana, algo que no va a desaparecer acuerden lo que acuerden la clase dominante y los sindicatos.

Lunes 16 de enero de 2012

El levantamiento revolucionario en Nigeria está llegando a un punto crítico. La huelga general en curso y las protestas masivas contra la retirada a los subsidios a los combustibles ha entado en su segunda semana. La semana pasada, durante los cinco días laborables desde el lunes 9 de Enero al viernes 13 de Enero de 2012, la huelga general fue sólida y muy exitosa en todas las regiones a lo largo del país. Se declaró un parón en la huelga el sábado y domingo 14 y 15 de Enero para permitir a la lucha rearmarse y a la población reabastecerse. La huelga y las protestas de masas continúan esta semana, comenzando hoy, lunes 16 de enero.

La huelga general fue convocada por las dos centrales obreras – NLC y TUC- bajo los auspicios de LASCO, una amplia coalición que incluye centrales obreras y el Frente de Acción Conjunta (FAC), la coalición de organizaciones sociales civiles proobrera. Los días primero, segundo, tercero, cuarto y quinto han pasado por ahora y el Gobierno liderado por Jonathan se ha negado a cambiar de opinión. El régimen insiste en desregular el sector de los combustibles, incrementando así el precio del combustibles de 65 naira a 141 naira, para hacer extremadamente rentable para los grandes hombres de negocios del sector entrar de lleno en él y minar a las masas aún más. Esta  categórica postura del Gobierno ha conducido al colapso del proceso de negociación entre este y los dirigentes del movimiento obrero organizado.

A lo largo de Nigeria centenares de miles de personas continúan confluyendo literalmente en las calles para airear su enfado y demostrar su desagrado con el aumento en el precio del combustible. En Lagos un hecho significativo se está ahora desarrollando ante nuestros propios ojos: el Parque de la Libertad Gani Fawehimi en Ojota, ha sido el punto focal del movimiento Occupy Nigeria, donde cientos de miles de nigerianos que protestan por el incremento en el precio del combustible convergen todos los días, donde cada día que pasa hay más manifestantes que el día anterior; esto es en los hechos el equivalente nigeriano de la ocupación de la popular Plaza Tahrir en Egipto.

Igualmente merece atención el hecho de que están extendiéndose las réplicas de la ocupación del Parque Gani Fawehinmi en muchas comunidades y áreas locales en el Estado de Lagos y a lo largo del país.

En la Plaza Egbeda, punto focal de la Ocupación, en Alimosho LGA, Lagos, donde nuestros camaradas tomaron una parte activa con otros activistas del Frente de Acción conjunta, las actividades normalmente comienzan en torno a las 6:30 am. Se ha construido un estrado y un sistema de sonido se encargó de que no parara la música revolucionaria del cantante de actualidad Fela Anikulapo-Kuti y otras músicas de letras radicales. La intervención de nuestros camaradas y otros activistas del FAC ha convertido a esta mini “ocupación” en la de más calidad de las de su entorno. Es digno de atención la fraternización que era patente entre las masas y el contingente policial estacionado en esta plaza ocupada, hasta el punto de que algunos de los policías solicitaron y compraron copias de nuestro periódico, el Workers´Alternative. En total, se vendieron casi 100 copias del periódico en los primeros dos días de manifestaciones y ocupación.

Entre las sesiones intermitentes de la música de Fela, trabajadores comunes y jóvenes aireaban decididamente sus puntos de vista. Los comentarios, contribuciones y preguntas expresadas fueron bastante instructivas. La gente sacaba por sí misma la conclusión de que la cuestión que clamaba por una respuesta no era solo la del precio del carburante sino la del poder político.

Muchos dirigentes sindicales, especialmente aquellos del Sindicato del Personal Académico en Universidades (sección de LASU) hablaron a la manifestación, así como numerosos miembros de Sociedades Civiles, activistas estudiantiles y demás. Un número de nuestros compañeros también habló, planteando la cuestión de arrancar el poder a la inepta clase dominante como la perspectiva correcta.

Los momentos estelares de las marchas, sin embargo, fueron el día 3 de la huelga general convocada por la Organización de Sociedades Obreras y Civiles (LASCO), cuando habiendo marchado en su Marcha Callejera diaria, el grupo Ocuppy Alimosho se encontró de frente con el contingente de (LASCO), formado por la dirección nacional y estatal del NLC/TUC así como la del FAC, que estaba en su marcha de huelga diaria por la ciudad, en la Plaza Isheri. La impresionante multitud de LASCO y la modesta congregación del grupo Alimosho convergieron y marcharon todos de vuelta a la Plaza Egbeda. No hace falta decir que el siguiente escenario no será olvidado fácilmente por la población de la zona al haber tenido la oportunidad de oír directamente a los dirigentes de LASCO.

La situación en todo el país en la primera semana de esta huelga general indefinida ha sido una historia de éxito que ha sobrepasado  las expectativas más optimistas de sus organizadores. En Abuja, la capital federal, las actividades gubernamentales, financieras y comerciales han sido paralizadas en gran medida debido a la huelga y a las protestas masivas diarias dirigidas por la dirección del NLC y el TUC. Esto es igual para todos los demás estados a lo largo del país.

Un punto principal de este movimiento es la implicación abierta de la gente ordinaria en las discusiones políticas. Individuos que de otra forma llevan su rutina diaria sin mostrar interés alguno en lo que sucede en la política se están ahora agitando abierta y políticamente y están haciendo preguntas sobre cómo la sociedad es como es, cuando muchos carecen de las necesidades básicas de vida y la ínfima minoría, especialmente aquellos en puestos de autoridad, tienen tanto para derrochar. Abiertamente, las masas condenan los miles de millones de naira despilfarrados por aquellos en el gobierno y los altos costes de la vida, ahora empeorado por la reciente subida espectacular de los precios causado por el aumento en el coste del combustible en un 130%. Esto ha doblado el precio de la mayoría de los productos de un día para otro. En otros términos, para la mayoría de la población esta política equivale a disminuir el valor de sus ingresos y salarios.

Este movimiento también ha revelado el hecho de que cuando la clase obrera se mueve todos los demás segmentos oprimidos de la sociedad se suman tras ella. En los distintos lugares de Ocupación hay todo tipo de capas sociales presentes y participando, abiertamente apoyando las demandas de la huelga. Esto incluye a miembros de grupos de la clase media profesional  – abogados, doctores, músicos populares, conocidas estrellas del cine e incluso el lumpenproletariado presente en los parques de la libertad.

Otra cosa que ha revelado en este movimiento en el consciente empuje de unidad entre los varios grupos étnicos y religiosos participantes en las protestas de masas y en las Ocupaciones. Musulmanes y cristianos conviven libremente. Un gran momento fue el viernes 13 de enero, día 5 de la huelga en el Parque de la Libertad Gani Fawehinmi, cuando la oración del Jumat tuvo lugar con el consentimiento de otros no musulmanes ocupantes de parar actividades para que los musulmanes pudieran observar el Jumat mientras ellos vigilaban. Este fue el patrón a lo largo del país en los diversos parques de la libertad. Interesantemente, toda la primera semana de huelga, las actividades del grupo fundamentalista islámico Boko Haram y otros grupos sectarios retrocedieron frente al poderoso movimiento liderado por la clase obrera.

También digno de atención son los informes de todo el país de que viejas tradiciones y creencias están siendo desafiadas al cruzarse con el movimiento. En el Norte, un número de palacios de emires  y otras residencias de miembros de la clase dominante y sus convoyes fueron atacados por los manifestantes, lo que condujo a la declaración de toques de queda para evitar más ataques. En el Sur, hechos similares tuvieron lugar; por ejemplo, en Ikoyi, las residencias en Lagos del Senador Bola Tinubu, actual gobernados del Estado de Lagos y los del multimillonario magnate del petróleo, Femi Otedola entre otros fueron atacadas por los manifestantes.

El escenario ha conducido a una situación donde notables miembros de la clase dominante, incluyendo ministros, temiendo por sus cabezas y “intereses están criticando abiertamente al régimen de Jonathan política y declarando apoyo hacia las protestas de masas. De hecho nunca hubo un momento en la historia de Nigeria donde este tipo de división abierta entre los miembros de la clase dominante haya sido tan intenso como lo que estamos presenciando ahora. ¡La revolución nigeriana está en marcha!

Fuente: Workers´ Alternative (Nigeria)