Pagina principal Estado Español Sindical Conflicto de la estiba: “La intención del gobierno es desarticular el sector y venderlo a multinacionales”

Conflicto de la estiba: “La intención del gobierno es desarticular el sector y venderlo a multinacionales”

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

Entrevista a Sebas Huguet, delegado sindical portuario de Barcelona

Esta entrevista apareció en nuestra revista impresa Lucha de Clases de este mes de mayo, antes de conocerse la decisión tomada hoy viernes 12 de mayo por el gobierno del PP de llevar al Congreso un nuevo decreto de la estiba, tras haber sido derrotado el anterior en el mes de marzo. Esta vez, el gobierno confía en reunir los apoyos parlamentarios para aprobarlo, pese a que no parece haber incorporado las demandas de los trabajadores. Esto augura un agudo conflicto social que va a demandar todo el apoyo y la solidaridad de la clase obrera, de los sindicatos de clase y de la izquierda a los obreros portuarios. Una victoria de los estibadores será un triunfo de todos los trabajadores, y la punta de lanza para reactivar la lucha por recuperar los derehos perdidos en los últimos años, y para afirmar el papel hegemónico de la clase obrera en la lucha contra este injusto y bárbaro sistema capitalista.

00 100Después de participar en una charla invitado por los Círculos Marxistas Universitarios en la Universidad de Barcelona, tuvimos las oportunidad de hablar con Sebas Huguet, delegado sindical de la Organización de Estibadores Portuarios de Barcelona, y Consejero Ciudadano de Podemos del municipio de Gavà. Esto nos permitió acercarnos de primera mano a uno de los protagonistas de la lucha de los estibadores, que defienden sus condiciones de trabajo y se oponen a los intentos del gobierno y de un sector de la patronal de introducir empresas de trabajo temporal que reduzcan los salarios y precaricen el empleo.

Lucha de Clases.- En los últimos meses, de golpe, la prensa y los medios no hacían más que hablar de los estibadores, como si vuestras condiciones de vida y de trabajo fueran algo excepcional. Explícanos un poco porqué y cuáles son las razones de dicha 'publicidad'.

Sebas Huguet.- Eso atiende a la trama que existe detrás de la venta de los puertos para beneficio privado de la economía especulativa. Una vez más, los medios comunicación cercanos al banco estadounidense JP Morgan y al PP, en general el Grupo Prisa y Don Cebrián, buscan polarizar la opinión pública para justificar el expolio del patrimonio público, directa o indirectamente. Es una realidad que el 20% del PIB se genera con el transporte, gracias al modelo actual del sector. El modelo que proponen es desplazar esos beneficios a  paraísos fiscales, empresas OffShore, etc.

¿Por qué la venta interesa ahora? Cuando JP Morgan ha decidido que quiere vender NOATUM [empresa líder en la estiba en España con capital de fondos de inversiones y de JP Morgan] es porque tienen  una estrategia que vienen programando desde 2013. Además, los tiempos políticos y sociales responden un poco también a tu pregunta. Fíjate que cuando se publicó la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea [que obligaba a liberalizar el sector, Nota de LdC], había unas elecciones generales a pocos meses, y PODEMOS estaba en su punto mas álgido en intención de voto, y Ana Pastor, ministra de Fomento entonces, no quiso entrar en conflicto con los puertos porque la amenaza real a combatir era PODEMOS. Luego tuvimos un año más con un gobierno en funciones que no podía tomar decisiones. Si juntas todo eso y el interés de JP Morgan, entiendes toda la trama y como se ha desarrollado.

LdC.- ¿Cómo habéis afrontado concretamente desde el sindicato esta situación? ¿Lleváis preparándola desde 2013?

SH.- Hubo un pacto con Ana Pastor. Ella nos pidió que llegáramos a un acuerdo con ANESCO (la patronal del sector) y respetáramos la paz social, y a cambio ella no haría un Real Decreto de Ley, y llevaría ese acuerdo como suyo ante la Unión Europea. Es evidente que nos engañó, y lo hizo para ganar tiempo, tanto frente  los sindicatos como a la patronal. Desde entonces, y hasta el 24 de enero de este mismo año, estuvimos trabajando en ese documento.

LdC.- ¿Cuál era su contenido final? ¿Hubo acuerdo con la patronal?

SH.- Claro. Siempre llegamos a acuerdo. Fueron 2 años muy duros pero tenemos el acuerdo del 24 de enero. El contenido final era una reestructuración completa del sector a nivel estatal y a nivel local en cada puerto. Fue un trabajo excelente, puedo decirte que ese trabajo en todo momento estuvo avalado por los técnicos juristas de PP y PSOE

LdC.- Hoy en día, en muchos sectores, la patronal aplica la unilateralidad ¿cómo explicas en la estiba esta diferencia?

SH.- Porque somos un sindicato fuerte, solidario y organizado. No somos más especiales que los demás. El hecho de no depender de los sindicatos clásicos es un gran hándicap (nosotros somos independientes de CCOO y UGT), nuestro sindicato trabaja en 3 capas muy bien marcadas: la local (en Barcelona), la estatal (la Coordinadora), y la internacional (IDC–International Dockworkers Council). Poder hacer presión desde otros puertos del mundo ayuda a que te escuchen, y obliga a que haya negociación y diálogo.

LdC.- ¿Podrías explicar un poco a los lectores el origen de vuestro sindicato y como os organizáis?

SH.- Somos grandes negociadores porque los puertos son escenarios cambiantes a corto plazo, y eso nos obliga a empresas y trabajadores a readaptarnos constantemente al medio. Eso nos obliga también a ser concretos en nuestras formas de lucha y organización. Nuestro sindicato se organiza como te he comentado un poco mas arriba, y nace en los años de la Transición por la necesidad de acabar con las mafias establecidas por la patronal que, con nepotismo, asignaban a dedo el trabajo. Necesitábamos regularizar ese trabajo para que fuera un reparto equitativo. Hasta después de las dos grandes guerras de 1980 y 1986 [esas fechas responden a las dos grandes luchas que han marcado nuestra historia y desarrollo, en la del 80 la patronal contrató a pistoleros de la mafia marsellesa para atacarnos y duró casi 2 años], no nos consolidamos. Desde Barcelona se creó el sindicato estatal y después el internacional, y ahora son organizaciones independientes.

A partir de esta lucha hemos creado junto a otros colectivos, CICLO. CICLO es Coordinadora de Sindicatos y Colectivos por la Lucha Obrera, que pretende ser un espacio donde se comparten experiencias de los diferentes colectivos, donde nos apoyamos y solidaricemos los unos con los otros, y exploramos soluciones o recomendamos líneas de acción. Es una especie de ‘Think Tank’ con capacidad de acción, apartidista y basada en la solidaridad y el respeto para conseguir la unión y la posibilidad de organizarnos en bloque para combatir los nuevos retos con que nos asedia el capitalismo agresivo y caníbal. Objetivos muy claros y globales: Derogación de leyes, defensa ante los tratados de libre comercio y acuerdos de inversión. Esperamos crecer lo suficiente para provocar una huelga general con absoluta independencia.

LdC.- La retirada del decreto de la estiba es una gran victoria de la lucha obrera, no pasaba desde 1979... ¡Y eso sin un solo día de huelga! ¿Cómo valoráis el resultado? ¿Cuáles son los siguientes pasos?

SH.- Cierto. Ha sido una gran victoria histórica, pero a efectos pragmáticos no deja de ser algo simbólico que demuestra que es posible conseguir cosas hoy en día cuando la ciudadanía se moviliza. Siguiente parada: misma línea de trabajo, estrategia y acción.

De momento, queremos que el gobierno nos pase el texto del nuevo Real Decreto de Ley que prepara para valorar si es bueno para nosotros, el sector, la ciudadanía y el país en general. Ese texto todavía no lo tenemos. Como siempre, queremos diálogo real y llegar a acuerdos, cosa que es imposible cuando la intención del gobierno es desarticular un sector y venderlo a multinacionales.