Pagina principal Estado Español PODEMOS Municipios por el Cambio: una red para organizar la lucha

Municipios por el Cambio: una red para organizar la lucha

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

La proximidad de las elecciones generales ha reavivado el debate sobre la necesidad de agrupar a organizaciones y movimientos políticos y sociales progresistas, populares y de izquierdas en una candidatura común de Unidad Popular. Una referencia ineludible de este debate son las llamadas candidaturas municipales de unidad popular que alcanzaron resultados espectaculares en algunas de las principales ciudades españolas.

municipios cambioPara lograr eso, en ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Cádiz, Coruña, Ferrol, Santiago, entre otras, fue decisivo el agrupar a decenas de miles de jóvenes comprometidos y de activistas agrupados de los movimientos sociales e izquierda organizada, que pegaron carteles, repartieron octavillas, organizaron centenares de actos, transmitieron nuestras ideas en su entorno, se patearon los barrios y pueblos, debatieron y discutieron el programa respectivo haciéndolo suyo... Es decir, se sintieron entusiasmados con su labor. La unidad popular no es solo una plataforma donde mostrar a candidatos carismáticos, sino un frente único de organizaciones y movimientos populares con presencia real e influencia de masas.

Después del resonante triunfo de la izquierda, se creó la red de "Municipios por el Cambio", donde poder debatir,compartir experiencias y organizar iniciativas comunes por parte de los ayuntamientos dominados por candidaturas a la izquierda del PSOE.

En Andalucía, se han celebrado dos encuentros de "Municipios por el Cambio". El primero de ellos fue impulsado por el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi". En este primer encuentro, que se celebró el pasado 25 de julio en Cádiz, nos encontramos más de 300 personas de numerosas candidaturas municipalistas de toda Andalucía. Allí, tanto Diego Cañamero como el parlamentario de PODEMOS, Jesús Rodríguez, llamaron a la construcción de una red de “nodos” de organización y movilización desde los ayuntamientos de izquierda.

La ciudad de Málaga albergó el segundo encuentro andaluz y en él se profundizó en la cooperación y creación de iniciativas conjuntas de los distintos municipios de Andalucía y se acordó el próximo encuentro en El Coronil (Sevilla) para el mes de noviembre.

Objetivamente, en estas ciudades "rebeldes", que marcan el camino a seguir para la realización de una nueva política en favor de las clases trabajadoras, está plasmado el capital político conquistado más importante de la izquierda alternativa. Defender este capital es una prioridad para todo luchador consciente, sea de la Málaga gobernada por el PP o del Vigo gobernado por el PSOE.

De hecho, el gobierno del PP piensa aislar y dominar estos ejemplos. Así, a principios de octubre, el alcalde de Cádiz tuvo que comparecer en rueda de prensa para expresar su “contundente rechazo” al “chantaje intolerable” que supone la carta emitida por el Ministerio de Hacienda y dirigida al Ayuntamiento de Cádiz en la que se “amenaza con la intervención del Ayuntamiento de Cádiz por parte del Gobierno central a raíz de la deuda con proveedores contraída por el mismo PP cuando estaba al frente del Consistorio”. “Cádiz no cede a chantajes”, dijo Kichi. Estos ataques se van a recrudecer pasadas las elecciones generales.

Por tanto, el fin de estos encuentros de "Municipios por el cambio" se tiene que orientar hacia un fin eminentemente práctico: la organización y la lucha, tanto institucional como en la calle, para apoyar a nuestros concejales en estos ayuntamientos, y sus políticas más a la izquierda. Políticas que se han plasmado en la ejecución o discusión de medidas tales como:

-   Remunicipalización de los servicios públicos privatizados en los últimos años.

-   Ningún ajuste más. Servicios públicos de calidad plenamente financiados.

-   Dar el protagonismo a la participación popular.

-   Elevar los impuestos a las sucursales bancarias y grandes empresas.

-   Municipalización del suelo urbano para evitar la especulación.

-   Eliminación de los altos cargos.

-   Auditoría de las deudas municipales.

PODEMOS y el resto de organizaciones de la izquierda política deben jugar un papel en este sentido. Una lucha organizada en este sentido, con un plan serio de movilizaciones de solidaridad en todo el país, jugaría un papel enorme en el avance de la conciencia política de millones de personas que aún no nos siguen, preparando en el futuro una victoria en el conjunto del Estado.