Pagina principal Estado Español PODEMOS Lecciones de Grecia para PODEMOS

Lecciones de Grecia para PODEMOS

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

Publicamos la siguiente declaración del Círculo Sectorial PODEMOS SOCIALISMO, en la que se rechaza el acuerdo alcanzado por el gobierno de Tsipras con la Troika, y se plantean las lecciones que se derivan para PODEMOS. Precisamente, hoy hemos conocido las declaraciones de los máximos dirigentes de PODEMOS, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, donde justifican la posición del gobierno de Tsipras y apoyan la decisión del Parlamento griego de avalar el plan de ajuste y un nuevo rescate para la economía griega. Para Lucha de Clases, los compañeros Iglesias y Errejón, cometen un gravísimo error, que mina la propia posición del partido en su lucha contra el ajuste y las políticas de austeridad en el Estado español, y fortalece las posiciones de la derecha y la socialdemocracia. De seguro, esta posición no es compartida por la gran mayoría de la militancia de PODEMOS. Sin embargo, la posición de ambos compañeros -como la de Tsipras- es coherente con su posición ideológica de buscar una salida imposible a la crisis, al ajuste y al problema de la deuda dentro de los márgenes del capitalismo. En esta declaración de PODEMOS SOCIALISMO se responde por adelantado a la posición manifestada hoy por los máximos dirigentes de PODEMOS.

La firma de un acuerdo para negociar un nuevo rescate de la economía griega entre la Troika (UE, FMI y Banco Central Europeo) y el gobierno de SYRIZA implica profundizar las medidas de austeridad y de recortes sociales sin precedentes iniciadas hace 4 años. Supone una traición a las expectativas populares generadas por el abrumador voto NO en el referéndum del 5 de julio. En consecuencia, la firma de este nuevo Memorándum Troika-Grecia ha supuesto un verdadero mazazo para todo el activismo popular y de izquierdas de Grecia, España, y del conjunto de Europa.

Pero es un mazazo doble, porque con este acuerdo tratan de insinuar que no tolerarán una suavización del ajuste en ninguna parte de Europa, tampoco en España. Un ajuste que ha hecho crecer los ingresos de los ricos un 40% y extender la pobreza entre la mayoría de la población.

Para su vergüenza, Tsipras y sus colaboradores están apoyándose en los partidos del ajuste y del proimperialismo europeo: Nueva Democracia-PP, PASOK-PSOE y To Potami-Ciudadanos.

Pero las bases de SYRIZA y los trabajadores griegos no van a esperar sin más a que se firme este acuerdo. Ya, la mayoría del Comité Central de SYRIZA se ha posicionado contra el acuerdo y decenas de diputados votaron en contra en el Parlamento, entre ellos el exministro de economía Yanis Varufakis.. Ya ha habido huelgas en el sector público y otros sectores contra el mismo. La resistencia desde abajo no ha hecho más que empezar.

Este acuerdo profundizará el empobrecimiento del pueblo y lo conducirá a una degradación mayor de sus condiciones de vida. Se sube el IVA (720 euros más de impuestos al año por familia), se recortan las pensiones, se anulan las medidas progresistas aprobadas por el gobierno de Syriza que vayan contra el ajuste, se privatiza todo lo que queda del sector público para pagar deuda, se mantiene la contrarreforma laboral que anuló la negociación colectiva y redujo el salario mínimo, se profundiza el deterioro de los servicios públicos y sociales, y la precariedad laboral con sus bajos salarios, la Troika debe supervisar cualquier ley de política económica y social que quiera aprobar el gobierno, etc. En la práctica, Grecia se transforma en un protectorado de la Troika, y su gobierno en un pelele en manos del gran capital alemán.

Lo único que obtiene Grecia son nuevos créditos para pagar deudas, pero no para mejorar la vida del pueblo. De esta manera, la deuda no se reduce. Y como el efecto del ajuste es reducir el consumo, se reduce la actividad económica, y la deuda sigue creciendo en relación al tamaño de la economía. Cada vez se necesita más dinero para pagar una deuda con una economía cada vez más disminuida. La deuda es impagable y eso lo sabe todo el mundo. Por eso, estas medidas no funcionarán. Sólo este año, la deuda devengará 25.000 millones. Los sacrificios serán en vano. En 6 meses o menos, se planteará de nuevo la suspensión de pagos, pero con un país y una población mucho más empobrecidos, y ya sin empresas públicas, con pensiones mucho más reducidas, con salarios más bajos, con hospitales y escuelas medio derruidos, sin derechos laborales significativos; y la inevitable salida del euro. Los buitres se comerán estos meses la poca carne que le queda a Grecia hasta dejarla en los huesos, y adiós muy buenas

Muchos compañeros en la izquierda en Grecia y España, hablan de “Golpe de Estado” impuesto por la Unión Europea, que ha obligado al gobierno de Tsipras, a través del chantaje, a realizar una política absolutamente contraria a su programa político y a las necesidades populares. Eso es cierto, pero entonces esto nos plantea un duro dilema en PODEMOS y la izquierda.

La clase dominante (los grandes banqueros, empresarios y terratenientes) siempre se opondrá a cualquier gobierno y política que vaya contra sus intereses, y recurrirá al chantaje, la fuga de capitales, el terror psicológico y la desestabilización. Esto es, tratará de hacernos entender que hay una dictadura del capital. Los parlamentos y las votaciones son, para ellos, un mal que deben soportar mientras sus intereses de oligarcas y de casta no se vean amenazados por la mayoría que sufre y trabaja.

Ahora bien, la mayoría de los griegos, fundamentalmente su clase trabajadora, le dieron una mayoría a SYRIZA el 25 de enero para que llevara adelante su programa anti-austeridad. En el referéndum del 5 de julio rechazaron el plan de ajuste de la Troika con un formidable 61%, pese a la campaña terrorista de intimidación de la derecha y la socialdemocracia nacional e internacional. La mayoría del pueblo griego ha demostrado su determinación de luchar hasta el final, y ha levantado las esperanzas de liberación social en millones de trabajadores y sectores populares explotados en toda Europa y más allá ¿Qué más se le puede pedir a los trabajadores y al pueblo de Grecia?

¿Qué conclusión debe sacarse? Si, al final, para que los grandes capitales nacionales europeos nos dejen tranquilos hay que terminar apoyando sus políticas, y por lo tanto permitir que nos utilicen, ensucien y nos destruyan como fuerza de cambio ¿para qué existen nuestras organizaciones? ¿Para qué SYRIZA, PODEMOS o IU? ¿O es que acaso SYRIZA no se desarrolló desde el 4% al 36% sobre la base de oponerse a la política de ajuste de ND-PP y PASOK-PSOE? Y todo para qué ¿para terminar al final dándole la espalda al pueblo y votar por más ajustes junto a los odiados ND y PASOK?

En situaciones de crisis orgánica del capitalismo, como ésta, cometen un grave error los compañeros que tratan de encontrar una vía de solución sin doblegar el poder económico de una casta oligárquica que nadie ha elegido. Sólo cabe la posibilidad de que el pueblo se apropie del gran capital (los bancos y las principales empresas que dominan cada país) para usarlo en beneficio de la inmensa mayoría. Y pedirle al resto de trabajadores y sectores populares oprimidos del resto de Europa que nos sigan. Algunos compañeros dirán: “Pero eso no es realista” ¿Cuál es entonces vuestro realismo, aceptar de manera fatalista ser utilizados como marionetas de los de arriba?

Atravesamos una coyuntura de gran envergadura histórica, asemejable al período de la Revolución Francesa a fines del siglo XVIII, al de la Revolución Rusa de 1917, o al de las intensas luchas de clases de los pasados años 30 y 70. La vieja sociedad agoniza sin nadie que le dé sepultura, pero la nueva carece de una matrona que la ayude a salir a la luz. Todo cambio de envergadura histórica necesariamente comienza por un país, y sólo a través de ese ejemplo y guía puede extenderse al resto de países y regiones de su entorno.

La vieja economía capitalista, que consiste en que un puñado de banqueros y empresarios riquísimos sometan la vida de cientos de millones para su único beneficio, ya no se sostiene. Esa riqueza, que creamos los trabajadores, debe volver al pueblo para ser gestionada de manera armónica y democrática en interés de la inmensa mayoría, haciendo realidad la Europa y el Mundo de los pueblos, una nueva etapa en la historia de la humanidad, el Socialismo. Lo otro, es adentrarnos en la barbarie y la degradación social. Es para agitar por estas ideas y propuestas para lo que fue creado el círculo sectorial Podemos Socialismo, únete a nosotros para ayudarnos en esta tarea.

www.facebook.com/podemossocialismo

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

Banner