Pagina principal Estado Español PODEMOS El eje del "Sí Se Puede" es la clave para desbancar la "lista del Emperador" de Mas

El eje del "Sí Se Puede" es la clave para desbancar la "lista del Emperador" de Mas

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

Crónica del acto de Pablo Iglesias en Badalona el 25 de junio

Fui al acto de la Ruta del Cambio en Badalona el mismo día que El Periodico publicó el sondeo del GESOP, que atribuye a una "Cataluña en Común" la posibilidad de disputar la victoria a Mas, con unas sensaciones contradictorias. Por un lado el sondeo me había dado confianza que efectivamente, como se demostró el 24M, con un discurso de clase se puede ganar a la derecha incluso en Cataluña; por la otra pensaba "en un día tan bonito de principio de verano, un jueves a las 20, no vendrá mucha gente, irá muy bien pero no será un acto de masas". Llegir en català: L'eix del "Sí Se Puede" és la clau per desbancar la "llista de l'Emperador" de Mas

Foto: Antonio J. DomínguezAhora, la realidad barrió mis dudas. La realidad confirmó, otra vez más que el radical giro a la izquierda del discurso político de Podemos y de Pablo Iglesias, con un discurso "aspero y de clase", es una bomba movilizadora para todas aquellas capas de las clases populares afectadas por la crisis que antes no habrían participado en ningún acto político porque sentían que nadie les representaba. Ahora "si que nos representan", esto es la fuerza del discurso político de Podemos, reivindicar con claridad que nuestra clase de referencia es la clase trabajadora.

Unas 3.500 personas llenaron la anfiteatro del "parque del sol" en el corazón de Llefià, barrio obrero de Badalona, ​​la tercera ciudad de Cataluña en número de habitantes, donde una amplia candidatura de unidad popular ha derrotado al racista alcalde del PP, Albiol.

Pablo Iglesias comenzó diciendo que era un orgullo sentir "las clases populares catalanas rugir". El discurso de PI se centró en rechazar que el 27S sea un plebiscito sobre la independencia: "a mí no me importa el tamaño de la bandera" (en referencia al acto de Pedro Sanchez) "me importa el tamaño de los Servicios Públicos, me importa tener la mejor sanidad, la mejor educación, el mejor transporte, el mejor sistema para cuidar a los abuelos, las mejores escuelas infantiles". Como dice muchas veces, estimar tu "patria" es estimar la escuela pública, la sanidad pública y la justicia social en general. "Traidores a la patria son los que privatizan y cierran escuelas, los que utilizan lo de todos para enriquecer a sus amigos, los de las cuentas en Andorra y en Suiza".

La patria debe ser la clase social que has decidido representar, y PI dijo: "lo Importante es a qué clase defiendes y yo lo tengo claro: las clases populares"

Sólo las clases populares pueden garantizar el soberanismo de verdad, soberanismo entendido como derecho a decidir sobre tu vida, tu futuro. Mas no puede dar lecciones sobre lo que significa ser catalanes: "Eso no lo va a explicar Mas ni su burguesía de cobardes. Quienes defendieron la bandera catalana no fueron sus burgueses, que besaban el suelo que pisaban los jerarcas franquistas para mantenerse su dinero y privilegios, y no van ahora a defender a los que viven en Badalona o Nou Barris ", dijo Pablo espetando a los convergentes que deberían estar avergonzados" por las cuentas en Andorra de la familia Pujol". Esta es la estrategia correcta para ganar a CDC y a su "lista del presidente": rechazar del todo idea de que el eje principal sea entre Barcelona y Madrid, y afirmó que el eje clave es entre burguesía y clase trabajadora, entre los de abajo y los de arriba.

Pablo Iglesias defendió muy bien el derecho a la autodeterminación también, diciendo que no venía a "Cataluña como hacen otros para insultar a los catalanes para ganar votos en Madrid", que las clases populares son las únicas que pueden garantizar y defender los derechos democráticos, que Cataluña es una nación y que los catalanes son los que tienen que decidir qué relación quieren tener con el estado.

Otro aspecto muy importante en defensa del derecho a decidir fue la crítica al PSOE: "Nosotros somos soberanistas sin necesidad de envolvernos en una bandera ¡No te acordaste del patriotismo cuando reformaste el artículo 135 de la Constitución! O Cuando gente como Felipe se ponen a sueldo de las eléctricas. Votar socialista es votar morado: la mano tendida para todos los socialistas que se quieran apuntar. Bienvenidos a casa". Un claro contenido de clase es la estrategia correcta para conquistar a las capas de la clase trabajadora desencantadas de las políticas del PSOE y de la ineptitud de la dirección de IU.

También es necesario, hacer unas criticas y enmiendas al discurso de PI. Si la mayoría de su discurso fue muy bueno, hubo una parte donde explicó una idea en la que no estamos de acuerdo. Estamos de acuerdo con Pablo Iglesias en sus criticas al aparato rancio de IU, a unos burócratas descarados, dinosaurios de la vieja política que se llenan la boca de eslóganes y palabras de izquierdas y a la hora crucial no defienden lo que deberían defender. Estamos de acuerdo en que tenemos que romper con esta izquierda pesimista e intelectual que piensa que las clases populares son tontas por naturaleza y que están felices con sacar un 5%. Estamos de acuerdo en que debemos estar un paso adelante de las masas y no 5.000 pasos.

Estamos de acuerdo en que los símbolos no valen para nada si no se llenan de contenido. Fue genial cuando PI dijo: "dejad de utilizar a los viejos revolucionarios como santos, dejad de ponerlos como si fueran un póster,!Leed sus libros!". Esta es la vía, volver a llenar estos símbolos con su tradición de verdad, con sus contenidos aplicados a la realidad de hoy en día.

Ahora, en su legítima crítica a IU cayó en el mismo intelectualismo que él critica, atribuyendo toda la culpa del fracaso de IU a aquellos símbolos que la propia IU no supo defender y actualizar. Los ejemplos concretos son siempre los más fuertes y qué ejemplo más concreto que el de SYRIZA para demostrar que la palabra "izquierdas" no es la que no nos permite ganar. En griego, el nombre de Syriza es un acrónimo de "Coalición de Izquierdas Radical" y aún así tiene una "vocación ganadora". La gente sencilla sabe que somos de izquierdas, la gente sencilla quiere claridad de programa y no le importa esta disputa de catedráticos.

Ahora bien, esta obsesión con la palabra "izquierda" no impidió que el contenido del discurso de Pablo fuera muy radical y con una estrategia totalmente correcta para poder desbancar a la derecha nacionalista.

Quiero terminar esta crónica con el principio del discurso de PI, cuando dijo que le gusta mucho venir a Cataluña porque le "encanta ver que están preocupados los que llevan años robando a las clases populares catalanas". Esto es cierto, a veces el enemigo es el primero que identifica su rival y Mas fue el primero que declaró que los de "Sí Se Puede" son su principal problema. Gracias señor Mas por llegar más lejos que algunos burócratas sectarios de nuestro bando. Gracias por entender que el eje del "Sí Se Puede" es capaz de impedir la victoria de la burguesía nacionalista catalana. Adelante con la tarea de elaborar el programa desde abajo y la campaña electoral. No tenemos el tiempo suficiente a nuestro favor pero sí tenemos las ideas y la historia de nuestra parte ¡Si se puede! ¡Podemos!

 

Banner