Pagina principal Estado Español Movimiento 15M VALENCIA: CARGA POLICIAL CONTRA LOS INTEGRANTES DEL MOVIMIENTO 15 DE MAYO

VALENCIA: CARGA POLICIAL CONTRA LOS INTEGRANTES DEL MOVIMIENTO 15 DE MAYO

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

EN SANTIAGO DE COMPOSTELA TAMBIÉN CARGÓ LA POLICÍA

NO A LA REPRESIÓN, ORGANIZAR UNA RESPUESTA COLECTIVA

 

 

Un grupo de jóvenes del movimiento 15 de mayo llegó en la noche del miércoles para acampar frente a las cortes valencianas el día anterior a su constitución. A la mañana siguiente había una situación tensa y diputados regionales de izquierda (IU y Compromis) hicieron acto de presencia para estar con los jóvenes del 15M.

 

En las imágenes vemos a la diputada regional, y responsable federal de IU juventud, Esther López Barceló, interpuesta entre la policía y los jóvenes:

http://videos.levante-emv.com/widgets/pagFinal/videos/23141.shtml

Según relató en su web el diario El País, “Testigos presenciales informaron de que dos agentes comenzaron a cargar contra los manifestantes sin motivo aparente.

Las disputas han dejado cinco detenidos y 18 heridos, entre ellos, cinco policías—. Entre los heridos está Juan Ponce, diputado de Compromís”.

Dicho diputado afirmó: “Las porras volaban”, recuerda mientras se recupera de la crisis nerviosa.” El diputado se acercó a los concentrados para interesarse por sus reivindicaciones. Se manifestaban de "forma pacífica" y coreaban proclamas como “President a Picassent”.

Según su testimonio, “repentinamente, dos policías iniciaron la carga contra un grupo “concreto”, que permanecía tras el cordón de seguridad. Quince segundos después se sumaron 30 antidisturbios. “Había una mujer desmayada en el suelo y un chico que sangraba por la cabeza”.

Las imágenes se pueden ver aquí:

http://videos.levante-emv.com/comunitat-valenciana/20110609/carga-policial-los-acampados-las-corts-23168.shtml

Según el diputado mencionado, “la mayoría de los agentes no llevaban casco y carecían de número de identificación”, tilda el despliegue de “totalmente desproporcionado”.

En Santiago de Compostela, la policía también ha disuelto una concentración frente al edificio de la Xunta de Galicia, acordado de madrugada por un grupo de acampados de la Praza do Obradoiro. Según informa Manu, portavoz de Comunicación de #acampadaobradoiro, la actuación de la policía se saldó con "varias personas heridas”.

El porqué de la represión. La actitud del Gobierno

Ahora los que han cargado no han sido los Mossos de la Generalitat catalana, bajo mandato de CiU. Ha sido la policía nacional simultáneamente en dos ciudades importantes, bajo mandato directo de Rubalcaba, que ayer jueves anunció que iba a dejar el cargo de ministro de Interior para centrarse en su candidatura futura al frente del PSOE.

El PSOE está recibiendo una gran presión tras su derrota electoral. Con un presidente que tiene menos poder que nunca, un sector mayoritario de la burguesía se está cuestionando la capacidad del Gobierno actual para sacar adelante las leyes que exigen los principales grupos capitalistas.

La reforma de las cajas de ahorro; el afloramiento de nuevos miles de millones de euros de deuda en las comunidades autónomas, ocasionado por el cambio de Gobierno de las comunidades hasta ahora gestionadas por el PSOE; el estancamiento económico; el fracaso de la reforma consensuada de la negociación colectiva por imposición del PP…, todo ello probablemente acelerará el que prácticamente toda la burguesía se mueva hacia el adelantamiento de las elecciones buscando un Gobierno que ellos desean firme y estable, con un mandato de cuatro años por delante.

El Gobierno del PSOE pretende encontrar apoyos parlamentarios para la última imposición de los capitalistas, la reforma de los convenios colectivos que beneficiará (en mayor o menor medida) a los empresarios. El partido de la burguesía catalana, CiU, ya ha dicho que se posiciona al lado de la Patronal CEOE, que ve la contrarreforma del Gobierno insuficiente. CiU también se movió junto al PP al reclamar nuevas leyes y reformas en sanidad que aseguren la financiación futura de la misma, por medio de “un pacto de estado”.

Los dirigentes sindicales de UGT y CCOO notan la presión de la calle, que ha desnudado el desastre de su política desmovilizadora frente a las mayores agresiones de que estamos siendo objeto los trabajadores y oprimidos de este país. Afirman que la reforma del Gobierno “tampoco les representa”. Al mismo tiempo, han anunciado asambleas y concentraciones de delegados el día 22 de junio.

¿El Gobierno pretendió ayer dar un golpe de firmeza, sucumbiendo frente a la presión de los diferentes partidos de derecha que le reclaman mano dura frente al movimiento del 15 de mayo? Es muy posible. El Gobierno de Zapatero necesita de algunos apoyos parlamentarios para apoyar su nueva contrarreforma, cuando se encuentra más débil que nunca en el último año. El fracaso de su próximo proyecto de ley podría ocasionar la caída inmediata de Zapatero y la convocatoria de elecciones.

La movilización se va a radicalizar

En una situación en la que estamos asistiendo a una grave crisis política en Grecia, sin embargo, la situación previsiblemente va a dar un nuevo salto la próxima semana con la huelga general convocada por los sindicatos griegos el día 15 en un contexto en el que centenares de miles de griegos se están manifestando a lo largo y ancho del país (unos 500.000 en Atenas el domingo pasado, lo que, junto al resto de ciudades, conformaron las mayores manifestaciones en 30 años en el país helénico), con asambleas populares de decenas de miles a imitación del movimiento 15M en el Estado español.

Allí, más fácilmente que en el Estado español, es muy posible que el Gobierno se vea en muy serias dificultades la próxima semana. La semana pasada, 16 diputados del PASOK se escindieron del grupo parlamentario del partido del Gobierno que perdió así la mayoría.

Con muy pocas dudas, la situación dará allí un salto cualitativo durante los próximos días, lo que a su vez reverberará en el movimiento de protesta que se está dando en otros países, en particular en el Estado español.

En este sentido, la vía represiva va a ser difícil de usar hasta sus últimas consecuencias por el Gobierno de Zapatero-Rubalcaba. El movimiento se encuentra lejos de ser derrotado. En absoluto. Las próximas manifestaciones convocadas simultáneamente en decenas de ciudades para el próximo 19 de junio nos sacarán a la calle a muchos centenares de miles de personas, que vamos a sentirnos más hermanados que nunca a nuestros compañeros griegos.

Ayer mismo, la respuesta no se hizo esperar. El País señalaba en su web cómo en Barcelona “La protesta vuelve a paralizar la Diagonal. Las consignas ahora son en solidaridad con Santiago. Los conductores les apoyan masivamente con las bocinas…”.

En Valencia, por la noche, miles y miles se concentraron en torno a la comisaría donde estaban encerrados los cinco detenidos. Entre las consignas más coreadas se encontraba “se va a acabar, se va a acabar la paz social”.

En Madrid centenares de jóvenes se movilizaron para pasar la noche nuevamente frente al Congreso de los Diputados que estaba protegido por un despliegue apabullante de policías, furgonetas y vallas.

Todo ello, nuevamente, muestra muy a las claras cómo el movimiento 15 de mayo se encuentra muy vital, a pesar de los deseos de todos los poderosos.

En una reciente encuesta publicada por el diario El País se mostraba cómo la mayoría de la población simpatiza con el movimiento del 15 de mayo

La necesidad de la unión entre el 15M y el movimiento obrero

IU ha pedido la dimisión de la delegada del Gobierno en Valencia. Esto es positivo, pero IU como organización tiene mucho más que decir de cara a este movimiento.

Nuestros dirigentes deben hablar más alto para presentar una guía al movimiento, cuando salen a las calles centenares de miles de personas. Los problemas contra los que nos movilizamos tienen mucho que ver con los problemas de fondo que provocan la privatización de las cajas de ahorro, los intentos actuales de recortar el gasto sanitario y educativo, o la nueva contrarreforma de los convenios. La salida a estos problemas debe ser la misma.

Los que de manera natural deberían haber convocado movilizaciones para defender nuestros derechos (y no lo hicieron en los últimos meses) fueron los dirigentes de los grande sindicatos ¡Es por eso por lo que los jóvenes salieron a las calles y plazas!

Ahora, Toxo y Méndez empiezan a entender que su apoyo al Gobierno del PSOE no sirvió para nada, a no ser para perder mucho más crédito ante sus representados.

IU podría actuar sirviendo de cemento a ambos movimientos, al ciudadano que está en el 15-M, y al movimiento obrero.

IU, junto a otras organizaciones (CGT, organizaciones sindicales regionales…) pueden y deben saber acercarse a este movimiento directa e indirectamente. Por otra parte, los dirigentes de UGT y CCOO, en este contexto, no hacen cosa peor que no romper nítidamente con el Gobierno que ha sacado la nueva contrarreforma en la Negociación colectiva. Todos deben exigir responsabilidades al Gobierno y pedir que no se procese a ningún detenido ayer en Valencia, ni en ninguna otra ciudad. UGT y CCOO tienen asambleas y concentraciones el 22 de junio, dos días después de las manifestaciones del domingo 19 junio del movimiento 15M ¿Por qué no hacen los dirigentes sindicales un llamamiento a los jóvenes a asistir a las concentraciones de delegados que han preparado para ese día? El movimiento ciudadano y el movimiento obrero deben converger contra los ataques de que estamos siendo objeto la inmensa mayoría. Más aún cuando se empieza a dibujar en el horizonte un Gobierno con mayoría absoluta bajo el PP que va a querer atacarnos con mayor ahínco aún.

 

TODOS CONTRA LA REPRESIÓN

IU, CC.OO., UGT Y RESTO DE ORGANIZACIONES DE IZQUIERDA DEBEN EXIGIR AL GOBIERNO NINGUNA REPRESIÓN PARA EL 15-M

TODOS A LAS MANIFESTACIONES DEL 19 DE MAYO

UNIDAD ENTRE EL MOVIMIENTO CIUDADANO Y EL MOVIMIENTO OBRERO