Pagina principal Estado Español Juventud y Educación Sobre el asesinato de un profesor por un alumno en Barcelona

Sobre el asesinato de un profesor por un alumno en Barcelona

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

Nos quieren solos, nos tendrán en común

El dia de hoy será recordado como un día negro en la historia de la educación en Catalunya. Cuando el dolor por la tragedia aún nos tiene colapsados, Wert y Rigau, responsables ambos de los recortes en la eduación, se afanan en escurrir el bulto y eludir sus responsabilidades.

Aún no se conocen detalles de esta tragedia acaecida en el instituto Joan Fuster de Barcelona, ni lo que pudo suceder realmente, cuando la Consellera Rigau ya ha declarado que se trata de un brote psicótico imprevisible del alumno agresor, de 13 años: “es un comportamiento patológico de un alumno que ha llegado al instituto con una misión enfermiza sin hacer ninguna reflexión previa”.

Por su parte, el ministro Wert, en el paradigma de un cinismo insultante, nos pide mayores esfuerzos para detectar casos como éste.

No. Las condiciones de vida de los barrios obreros no son fortuitas. La individidualidad no es algo fortuito, ni la desesperación. No son fortuitos los aumentos de la ratio de alumnos por aula que despersonalizan la enseñanza; ni los recortes en las horas que dedicamos a entrevistas personales, a tutorias; ni las presiones que han aumentado sobre nosotros, los trabajadores de la enseñanza.

Y son este señor y esta señora y sus partidos, CiU y PP, los responsables de haber recortado estas horas, estos servicios.

En los insitutos y escuelas, al empatizar con los alumnos y establecer un vinculo personal con ellos, los maestros y profesores detectamos a diarios enfermedades sociales. Casos de soledad, acoso, maltrato, abandono, anorexia, depresiones, desorientación ... nuestro trabajo no es sólo enseñar matemáticas o lengua.

Los representantes de PP defienden que lo que se necesita es más esfuerzo y disciplina; sobran los refuerzos, las adaptaciones, y las clases reducidas, según ellos. Segun Wert, la ratio no importa para la calidad de la enseñanza.

Y ahora, precisamente, en vez de ofrecernos más apoyo, más recursos, nos piden más esfuerzo.

Al tratar este caso como un caso fortuito, tratan de aislar a la comunidad educativa; que los compañeros del profesor asesinado y los alumnos sufran en silencio, y se olvide cuanto antes este asunto. Que suframos solos.

Como Profesor que he sufrido la tragedia de perder un alumno en dramáticas circunstancias, recuerdo cómo la administracion y la directora, del instituto Pau Claris, apoyados por la reacionaria asociacion Axia, hicieron precisamente eso, que nos cociéramos de dolor solos, sin apoyos, sin poder expresar nuestros sentimientos. Se lanzaron toneladas de basura contra el alumno, basadas en su raza y su nacionalidad. Pero lo cierto es que era un chaval magnifico, que es y será un ejemplo, y que siempre estará en el recuerdo de quienes lo conocimos. La unica preocupacion de estos desalmados era que el nombre del instituto no se viera afectado, puesto que el suceso tuvo lugar fuera del centro de estudios.

En estos primeros momentos no podemos afirmar que con más recursos se podria haber evitado la tragedia de hoy. Lo que sí es cierto, es que para prevenir situaciones como ésta en el futuro, son necesarios más recursos personales que nos permitan una educación individualizada, poder considerar a cada alumno como persona, pudiendo compartir sus ilusiones y frustaciones, y no como un número entre 300 más.

Esta tragedia es nuestra tragedia. Nos quieren solos, pero nos tendrán juntos. Juntos en nuestro dolor, juntos en plantarles cara a estos desalmados que recortan la escuela y que son ciegos y mudos ante estas tragedias.