25S Elecciones en Galicia: ¡Hay Marea!

Escrito por Loita de Clases (Santiago) Viernes 09 de Septiembre de 2016
Imprimir

Finalmente, en Galicia se reeditará la coalición de izquierda En Marea bajo la forma de un partido instrumental, aglutinando las tradiciones federalista, nacionalista, republicana y de la izquierda tradicional, además de las nuevas sensibilidades aparecidas con la irrupción de Podemos.

enmareaEsta confluencia, articulada en Galicia, tanto para las elecciones del 20-D como para el 26-J, dio en ambas situaciones magníficos resultados, sobre todo el 20-D donde obtuvo el 25'04% de los votos escrutados, y en las elecciones del 26-J el 22'18%, mejorando en ambas ocasiones la media de Podemos (20-D) y de Unidos Podemos (26-J), respectivamente, llegando a sobrepasar al PSOE en diciembre y a un empate técnico con éste en junio.

La fuerza de la Unidad

Pese a la sensación de división transmitida por la dureza de las negociaciones, En Marea se prepara ahora para dar una imagen de unidad capaz de ganar la confianza de amplios sectores de la clase obrera, las clases medias y los jóvenes.

Además, la confluencia fortalece las fuerzas a la izquierda del PSdG-PSOE, consolidando su posición de cara a competir con éste por la hegemonía del espacio progresista.
Pero la más esperanzado sin duda es pensar en las oportunidades que abre la unidad: un trabajo conjunto de nuestros militantes podría dar mucho mejores rendimientos que el trabajo de éstos por separado, la agrupación de costes permitiría financiar una campaña mucho más potente, la movilización conjunta de los referentes del nacionalismo gallego (Beiras, Ferrín ...) y los referentes estatales de Podemos e IU (Pablo Iglesias, Alberto Garzón ...) junto con otros (alcaldes del cambio de dentro y fuera de Galicia) darán mucho más diversidad y atractivo a la campaña, capaz de atraer a un público más amplio.

¡Adelante la Marea!

El proceso de conformación de En Marea para las elecciones del 25 de septiembre arrancó con el manifiesto de los alcaldes en el que llamaban a todos los actores políticos y sociales a conformar un partido instrumental que fuese un marco superador de las diferencias en la izquierda gallega y jugase el papel de plataforma aglutinadora.

El principal obstáculo fue la forma jurídica a adoptar, pues mientras que Podemos Galicia apoyaba una coalición "a la catalana" (un partido instrumental en coalición con Podemos, conservando este último su marca), desde En Marea se apostaba por la integración de Podemos en el partido instrumental formado el 30 de agosto en la Asamblea Constituyente celebrada en Vigo.

Más allá de discusiones de tipo organizativo, los marxistas de En Marea,  independientemente de la forma elegida, llamamos a la celebración de  procesos participativos para acordar el programa común, elección de los candidatos por primarias, fijación de reglamentos acordados que establezcan claramente los procedimientos a seguir durante la campaña y asambleas de base en todos los municipios coordinar el trabajo conjunto.
Se celebraron elecciones primarias con 25 listas entre las cuatro provincias gallegas e integradas por militantes de Anova Cerna, Equo, EU, las mareas municipales, Podemos y otros candidatos independientes.Estas primarias fueron abiertas y dieron como resultado la elaboración de unas listas paritarias que recogieron todas las sensibilidades de una manera armoniosa y proporcionada.

Hay que echarlos

Los últimos años de gestión del gobierno de la Junta por el PP fueron desastrosos para los intereses de la clase trabajadora gallega. Los gallegos somos ahora más pobres que cuando llegó Feijoó, con respecto a la media del territorio español.La renta per cápita española retrocedió un 11,82% y la gallega un 13,7%, provocando que la clase trabajadora gallega cobre305€ menos por mes en promedio que la española, y cada vez más lejos de la media europea (en Galicia se cobra el 80% de un salario promedio europeo).

También hemos presenciado un duro golpe a los servicios públicos, en algunos casos teniendo el dudoso mérito de ser pioneros en la privatización de servicios, tales como la defensa contra los incendios, que ahora revelan sus consecuencias cuando llega el verano.Un recorte del 18% en Sanidad, repago en servicios de asistencia sanitaria, cierre de camas hospitalarias, 28.000 personas con derecho a prestación por la Ley de Dependencia aún aguardando.

También son de notar los gravísimos casos de corrupción que salpican todos los lugares donde el PP ha tocado poder: los casos Pokemon, Pikachu, Baltar ...Pero el filibusterismo del señor Feijóo no conoce límites pues aún veta y  bloquea la investigación de los más de 100.000 gallegos afectados por la gran estafa bancaria de las Preferentes, acepta el bloqueode la investigación del accidente ferroviario del Alvia, del Prestige, tampoco defiende los intereses de los trabajadores y trabajadoras del sector pesquero y del sector lácteo ante Bruselas.
Ante tal cúmulo de despropósitos, a la clase trabajadora gallega sólo le queda huir (500.000 emigrados).Para que no nos sigan echando necesitamos echarlos a ellos.

Propuestas de los marxistas

Como activistas comprometidos con el movimiento, valoramos muy positivamente todas las demandas que hace mucho tiempo que estaban en la calle y aparecieron en la vida política e institucional con fuerza en el último período.Nos referimos, entre otras, a la renta básica y la paralización de  los desalojos.En este sentido, las medidas ya tomadas anteriormente en los municipios del cambio, y las propuestas de En Marea para llevar estas medidas a cabo en la Xunta, son algo que no podemos sino apoyar.

Sin embargo, como marxistas vemos que el capitalismo ya ha agotado su papel histórico y ahora se revela como una barrera contra el desarrollo de las fuerzas productivas y consecuentemente contra la mejora de las condiciones de vida de la gente.Esta crisis económica sin fin a la vista demuestra la decadencia del modelo capitalista a nivel mundial.También entendemos que todos los intentos de poner fin a los males del capitalismo (pobreza, desempleo, guerras, racismo) sin pasar por una ruptura con el modelo económico y sus estructuras de poder político fueron ineficaces.

Para aprovechar el potencial productivo de nuestra sociedad, de una manera organizada y racional teniendo en cuenta las necesidades de la población necesitamos nacionalizar las grandes empresas y monopolios, y ponerlos bajo control de los trabajadores dentro de un plan de producción distinto a  la anarquía del mercado capitalista.

En cuanto al programa de En Marea, hay alguna medida que parece muy positivo y esencial como la creación de una banca pública gallega, pero como marxistas tenemos que advertir de las limitaciones de una banca regional  dependiente de un estado burgués para la financiación y captación de recursos.

Desde el primer momento, nos toparemos con complicaciones graves derivadas de una casta política estatal, una clase burguesa, unos medios de comunicación y una parte del aparato del Estado y de la Xunta contrarios a nuestro proyecto.

El momento del desafío

Desde la corriente marxista Loita de Clases somos conscientes de la buena noticia que supone la reedición de la unidad de la izquierda en Galicia, y hasta qué punto un eventual "sorpasso" al PSdG en las elecciones podría significar algo histórico.

A pesar de esto, como marxistas somos conscientes de las limitaciones de la política institucional, y aún más cuando ésta se limita a organismos intermedios, supeditados a la soberanía de un Estado que, por ahora, sigue bajo el control de una oligarquía formada por las 100 familias más poderosas del mismo. Aunque consideraríamos un avance la llegada al gobierno de la Xunta si esto ocurriera, somos conscientes de que las grandes peleas se darán en la calle, donde tendremos que hacer frente a las amenazas de los poderes fácticos y a cada ataque de un nuevo gobierno del PP a nivel estatal si éste llegara a formarse.

También somos conscientes de las limitaciones de un programa reformista, teniendo en cuenta además que está reducido al ámbito de una autonomía. Los programas de subsidios en favor del derecho a la vivienda o a la creación de empleo con inversión pública estarán limitados por la presión de la deuda y por la resistencia de los ricos a contribuir más a la financiación del Estado a través de impuestos; un Estado falto recursos productivos pondrá limitaciones a la hora de trabajar por la activación de la economía; y el flagelo de la acumulación de propiedad impedirá un reparto equitativo de la riqueza como una manera de aliviar la situación actual.Pero somos conscientes, también, que un gobierno popular en la Xunta podrá llevar a cabo ciertas medidas progresistas que mejoran la vida inmediata de las personas y sean un ejemplo para fomentar un mayor entusiasmo hacia la izquierda en la calle. Además, puede ser la chispa que prenda un movimiento de izquierda a nivel estatal y acelere el posible colapso del gobierno del PP y Ciudadanos que se forme después de este periodo electoral autonómico.

Desde la tendencia Loita de Clases trabajamos constantemente en defensa de la unidad de las fuerzas del cambio, en la propagación de las ideas del socialismo científico y en la presentación de una transformación social alternativa más allá del capitalismo. Si quieres colaborar con nosotros, puedes ponerte en contacto a través de nuestra página web. Puedes contribuir de diversas maneras: con el intercambio de opiniones, aportándonos  información acerca de tu realidad local, uniéndote a nosotros, etc. Te animamos a hacerlo ¡La lucha continúa!