La política del Tripartit abre la puerta a la derecha

Los partidos del Tripartit han sufrido una derrota histórica. En conjunto, pierden  477.000 votos, mientras que CiU gana 263.000 y el PP 68.000 votos. Como consecuencia, CiU obtiene una mayoría clara que le permitirá gobernar casi como si tuviera mayoría absoluta. El PP sale fortalecido como tercera fuerza política en Catalunya, donde se consideraba hasta ahora un partido francamente minoritario.