Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En primavera, en plena resaca de la aprobación de la última reforma laboral, los trabajadores de Tubos Reunidos, empresa importante del metal en Euskadi entraron en conflicto por la negociación de su convenio. (Ver artículo en Lucha de Clases aquí)

Ante una Dirección de Empresa dispuesta a aprovecharse del marco legal  favorable a sus aspiraciones y de una realidad económica preocupante, la plantilla ha sabido mantenerse unida, seguir el rumbo marcado y dar la cara para no perder lo que habían ganado anteriormente con su lucha y que nadie les había regalado.

El camino no ha sido fácil, ya en las primeras jornadas de paro, les dejo claro la policía que no iban a tener margen para el error: el primer día dos detenidos y acusados de alterar el orden. Sin dejarse avasallar, con paciencia y firmeza, consiguieron convencer a la empresa que por las bravas no iban a conseguir nada, excepto enfrentamiento.

Hoy  ya tienen su convenio firmado. Y lo han mejorado: incrementos por encima del IPC, comedor más barato, el año sabático y sobre todo mantienen el contrato de relevo. Los trabajadores de Tubos Reunidos ha dado una lección de entereza y coraje, en una situación muy difícil. Una plantilla decidida, que ha sabido entrar en conflicto y resolverlo, todos juntos, son un ejemplo de cómo los trabajadores, aun en complicadas situaciones económicas, pueden dignificar sus condiciones de trabajo, a condición, insisto, de mantenerse unidos.

Y así han decidido mantenerse en espera de la sentencia, ante la demanda interpuesta por faltas contra algunos trabajadores; ya han acordado que si hay sanción económica, harán un fondo común de solidaridad, para pagarla.