Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde que se decretó el Estado de Alarma por el COVID-19, desde las direcciones de las empresas en las que continúa la actividad se dan muestras de agradecimiento a los trabajadores, videos motivacionales, e incluso se los llama héroes. Pero ¿qué pasa en las empresas en las que los llamados “héroes” denuncian la falta de medidas de seguridad?

En la contrata Adecco de Procavi (Marchena, Sevilla) los aplausos se han tornado rápidamente en despidos. En esta empresa, productora del 50% de la carne de pavo procesada en el país, perteneciente al Grupo Fuertes (El Pozo) y proveedor de Mercadona, se ha denunciado desde el primer día del Estado de Alarma la falta de medidas para cumplir con el distanciamiento entre trabajadores. Ni en la línea de producción, ni en los vestuarios ni en la comida. La empresa no toma las medidas suficientes para garantizar un espacio mínimo entre los 2000 trabajadores y trabajadoras que siguen trabajando codo con codo.

Además de las medidas de seguridad, la sección sindical del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha exigido también un plus del 30% del salario base por exposición a un riesgo extraordinario. Pero la dirección de la empresa ha decidido pagar la “heroicidad” de sus trabajadores con despidos, represaliando así a 3 trabajadores que activamente han exigido estas reivindicaciones.

Esto es más grave si se tiene en cuenta que dos de estos trabajadores despedidos forman parte de una candidatura para las elecciones sindicales que están previstas para el mes de agosto de este año.

Estos despidos suponen un caso flagrante de represión sindical por defender los derechos de los trabajadores y las trabajadoras. Exigimos que la empresa rectifique y reincorpore inmediatamente a los compañeros represaliados.

No podemos permitir que se cometan estos ataques a los derechos sindicales más básicos que tenemos los trabajadores y las trabajadoras. Los ataques que hoy recibimos los compañeros y compañeras del SAT en esta empresa, son los mismos que están recibiendo activistas sindicales de los demás sindicatos en otras empresas. Debemos responder solidariamente a todos los ataques que recibe el movimiento sindical. Por eso hacemos un llamamiento la clase trabajadora a participar en la campaña impulsada por esta sección sindical, consistente en envío de mails a la dirección de la empresa para que quede claro nuestro rechazo.

Os dejamos una Resolución modelo para que se pueda utilizar como plantilla:

Para:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.;

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.;

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.;

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.;

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.;

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.;

Asunto: Readmisión Represaliados en Procavi

Cuerpo del Mensaje:

[Nombre y Apellidos], como [representante/miembro] de [órgano/comité/sindicato/agrupación/...] les hago llegar mi conocimiento y rechazo a las medidas represivas que la empresa Procavi, del Grupo Fuertes, a través de las contratas presentes en su planta de producción situada en Marchena (Sevilla), ha llevado a cabo contra representantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores/as.

Es realmente indignante comprobar que en mitad de la crisis sanitaria, que está conllevando un sacrificio enorme por parte de los trabajadores y un mayor riesgo para ellos mismos, familiares y entorno cercano, vuestra compañía responda con represalias con motivos carentes de toda legitimidad moral y legal. No se pueden mantener en pie los argumentos de “bajada de producción” en un sector como el de la alimentación. Tampoco es aceptable que a una compañera se la despida bajo el argumento de haberse retirado la mascarilla de seguridad.

A todas luces, esta actitud representa una seria ofensa a los derechos fundamentales de los trabajadores, atentando contra la libertad sindical, que se pretende frenar usando métodos de amedrentamiento. Esto tiene mayor trascendencia a pocos meses de la celebración de elecciones sindicales en algunas contratas, donde el SAT, como tendréis conocimiento ya, va a presentar candidaturas. Precisamente 2 de los compañeros represaliados son miembros de la candidatura y todos ellos, incluyendo a la compañera despedida disciplinariamente, delegados sindicales y miembros activos del sindicato.

Sirva esta comunicación para constatar nuestra oposición a las medidas adoptadas y para anunciar que nos implicaremos a todos los niveles legítimos a nuestro alcance para que la situación sea justamente reparada.

  

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: contacto@luchadeclases.org

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí