Para este 8 de Marzo los sindicatos han vuelto a dar cobertura legal a la huelga general convocada por el movimiento feminista. Desde hace varios meses se lleva trabajando en todos los puntos del Estado en la preparación de lo que esperan sea una jornada de lucha con un éxito mayor que la de 2018.

Los trabajadores de la Naval se concentraron el jueves 14 frente al Parlamento vasco exigiendo el mantenimiento del astillero y sus puestos de trabajo. Estaban decepcionados por la actitud de las instituciones, el gobierno central, el vasco y la diputación vizcaína, que permiten la ruina de un astillero centenario, con carga de trabajo, con trabajadores muy especializados en la construcción de barcos, grandes dragas, buques gaseros etc. Todo el conocimiento acumulado en décadas de trabajo, de tecnología, de saber hacer y de una red de empresas especializadas en el suministro de servicios a la industria naval de la zona, se perderán y con ello el empleo de miles de trabajadores de  Barakaldo-Sestao.

El comité de empresa de Adecco, la principal contrata de Procavi, ha convocado huelga del 9 al 12 de febrero. El motivo fundamental de la convocatoria son los planes de la empresa de dejar en la calle al 20% de su plantilla, lo que supone unos 150 trabajadores y trabajadoras. 

Hoy es un día histórico para los trabajadores y trabajadoras de la factoría de procesado de carne de pavo Procavi, perteneciente al Grupo Fuertes. Quienes desarrollan su trabajo día a día bajo la nómina de Adecco han logrado doblar el pulso a la empresa, que pretendía imponer la desaparición de todo un turno de trabajo dejando en la calle a 140-150 trabajadores y la modificación unilateral de horarios.

Del 3 al 8 de enero los trabajadores de Cacaolat protagonizaron una huelga indefinida que tuvo un gran eco en la sociedad catalana. Los trabajadores de la plantilla de producción fueron llamados a la huelga para bloquear los intentos de la dirección de la empresa de introducir un calendario laboral inhumano que imposibilitaba la conciliación familiar. La respuesta fue tan masiva (el 100% de los trabajadores participaron cada día en el paro) que, cinco días después de la huelga, ya no había botellas de Cacaolat para abastecer los bares y comercios del país. La dirección represiva y reaccionaria del grupo Damm i Cobega se vio forzada a capitular ante la fuerza de los trabajadores organizados, que demostraron que, sin su permiso, ni una gota de leche se mezcla con el chocolate. Esta gran victoria ha tenido un fuerte impacto entre los trabajadores del país y está destinada a marcar el ejemplo para la lucha de clases del periodo que se está abriendo. 

El 8 de Marzo de 2018 vivimos una jornada histórica de huelga y movilizaciones, que rompió con el ambiente de apatía y desmovilización de los últimos años. Por primera vez en el Estado Español, fue convocada una jornada de huelga general, con el objetivo de combatir la desigualdad de género en el mundo laboral y el sexismo. Millones de mujeres, y también hombres, participaron de una u otra forma a lo largo de esta jornada de lucha por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Publicamos un comunicado de la sección sindical del SAT en Adecco-Procavi de Marchena, Sevilla, frente a los planes de la empresa de destruir un 20% del empleo y empeorar las condiciones laborales de los trabajadores.