Análisis Político
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Sevilla es la quinta ciudad del territorio estatal en PIB, pero en renta media no baja de la posición 60-65… ¡y eso que en esa media entran hasta los miembros de la Casa de Alba! Es la 8ª ciudad española con más viviendas de lujo, pero es la primera ciudad de todo el Estado en barrios pobres. De los 15 más pobres, 7 están en esta ciudad, constatando con ello su profundo carácter clasista.

En nuestros barrios el paro se ceba especialmente en la juventud, en torno al 60%. Ninguna institución mueve un dedo, salvo para tratar de edulcorar el cuadro con promesas o “planes”, algunos proyectados a 15 años. Los resultados están a la vista. La droga como medio de vida de personas desplazadas socialmente, la delincuencia, el abandono de infraestructuras sociales, la ausencia de planes y talleres ocupacionales, la escasez de guarderías, centros de salud… todo ello constituye la base de la vida cotidiana en los barrios obreros. 

Este es el caldo del cultivo que ha llevado a varias plataformas vecinales de la ciudad a ponerse en marcha. Hace poco, los barrios de Torreblanca y Bellavista han dado la voz de alarma, junto a otros barrios como Begoña, Cerro, Polígono Sur que lleva décadas clamando por su dignidad, Su Eminencia, etc. 

Desde hace algunos años, con el recrudecimiento de las condiciones de la crisis, cuyos efectos aún persisten para la mayoría de la población, el desclasamiento y degradación de ciertos sectores ha sido evidente. La falta de alternativas para la juventud, la precariedad absoluta y la desidia por parte de los gobiernos hacia esta situación, han logrado empeorar el ambiente de convivencia, desarrollándose, cada vez con más frecuencia, casos de violencia en todos los terrenos. Es natural, que en estas circunstancias las, mucho más numerosas, familias obreras que se ganan la vida cada mañana enfilando el camino del tajo, se hayan echado a la calle espontáneamente a defender la dignidad de sus barrios. Es una preocupación constante de los padres y madres el futuro que espera a sus hijos en estas circunstancias, donde lo robos y los asaltos son el pan de cada día. 

Las circunstancias de un capitalismo moribundo, pero que se sostiene como un cadáver que aún exhala sus vapores, golpea la vida de millones de obreros en el día a día. Esta indignación no estalla en los centros de trabajo de una manera general y masiva debido, especialmente, a la política de contención y colaboración de clases de las cúpulas sindicales. Sin embargo, el fenómeno que se ha visto en los barrios de Sevilla, demuestra, en otro terreno distinto al sindical y al político, la cantidad de rabia y fuerza que hay acumuladas en el seno de la clase obrera. En estos casos, la movilización siempre se ha desencadenado en torno a la cuestión de la seguridad y la convivencia. No obstante, en cada asamblea, en cada manifestación, los comentarios que se escuchan son siempre los mismos: “hay un abandono general de nuestros barrios, les importamos nada más que para los votos”.

43417523 505137069965594 1005996578990718976 o

El pasado mes de julio, los barrios de Torreblanca y Bellavista, después de algunas movilizaciones, se encontraron a través de sus Plataformas vecinales acordando hacer un llamamiento al resto de barrios. En aquella reunión se sabía que esa movilización no iba a ser espontánea, sino abiertamente convocada. En cualquier caso, se hacía desde el convencimiento de estar realizando un llamamiento que no era voluntarista, sino que era una respuesta consciente a la situación de indignación de cada vez más vecinos. 

43433384 505165479962753 481707060719779840 n 1

Así, a finales de julio, se produjo otro encuentro con unas 15 plataformas donde se presentó el plan. El 18 de septiembre, 4 días después de una nueva expresión masiva de malestar (esta vez en Pino Montano, barrio obrero muy populoso) hubo un segundo encuentro. Ambos se produjeron en la sede la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. Finalmente, se acordó lanzar la convocatoria general a todos los barrios populares de Sevilla para el 28 de octubre, día en que se pretende convocar al menos dos manifestaciones simultáneas para desembocar ambas en Las Setas para encarar el ayuntamiento, donde se leerá un manifiesto y los representantes de las distintas plataformas podrán tomar la palabra.

Las dos grandes reivindicaciones consisten en recuperar las escuelas-taller y talleres de oficio, así como en una reestructuración de la policía local para conseguir que los agentes municipales pasen de estar exclusivamente al servicio de las arcas recaudatorias, vía multas, a ser policías de barrio. La segunda medida va encaminada a la disuasión del crecimiento de la delincuencia, pero obviamente es la primera la que puede atacar los problemas sociales de raíz. En 2011 había 12 escuelas taller en Sevilla, hoy hay 5 ¿Cómo se cubre la función que realizaban las 7 que se cerraron? De todas formas no son las únicas, aunque sí son las que centrarán las peticiones inmediatas a las administraciones.

Juan Glop es promotor de la Plataforma Vecinal Interdistritos de Sevilla