Tras la experiencia exitosa de la consulta en Vallecas el pasado 23 de junio, se están organizando nuevas consultas por la República en la Comunidad de Madrid para este otoño. La idea de la República está cobrando cada vez más importancia en el debate político estatal, ante la prolongada crisis del régimen del 78, el descrédito de la monarquía y las provocaciones de la derecha franquista.

Sevilla es la quinta ciudad del territorio estatal en PIB, pero en renta media no baja de la posición 60-65… ¡y eso que en esa media entran hasta los miembros de la Casa de Alba! Es la 8ª ciudad española con más viviendas de lujo, pero es la primera ciudad de todo el Estado en barrios pobres. De los 15 más pobres, 7 están en esta ciudad, constatando con ello su profundo carácter clasista.

En la tarde del jueves 6 de septiembre, en torno a 2000 vecinos de Pino Montano se han congregado en asamblea para organizar acciones de protesta contra la situación de progresiva degeneración de las condiciones de inseguridad y desatención general por parte de las administraciones.

La larga crisis iniciada en 2008 está despertando todos los viejos fantasmas de la historia española. El mitin multitudinario del partido franquista Vox en Madrid a principios de octubre ha puesto de relieve, para muchos, el peligro del fascismo, si bien sería prematuro calificar a este partido de fascista ya que su programa no aspira abiertamente por el momento a un régimen de este tipo. Berreando contra la memoria histórica, la inmigración, las autonomías, los derechos LGTB, el laicismo, los derechos de las mujeres, y, en definitiva, todo lo que hay de progresista y avanzado en la sociedad, su programa es la reacción nacional-católica destilada en su estado puro. 

El adelanto electoral va a poner muy pronto a Adelante Andalucía ante sus tareas concretas. En el momento de escribir estas líneas, el PSOE de Andalucía y Ciudadanos están escenificando la ruptura de su pacto de gobierno, por lo que tendremos elecciones este otoño. Es probable que el agitado calendario judicial del PSOE andaluz, con la sentencia de los EREs a la vista, influya a Susana Díaz a la hora de plantear el adelanto electoral, pero sin duda también influyen su necesidad de engancharse a la cola del “efecto Sánchez” antes de que éste se diluya y, sobre todo, la visible debilidad de la izquierda.

La polémica surgida en torno a la venta de armas a Arabia Saudí  y la supuesta dependencia del trabajo de los astilleros españoles de este sucio negocio, ha lanzado a toda la sociedad al debate sobre este asunto. La polémica surgió tras conocerse que el gobierno español debía entregar 400 bombas de precisión láser a Arabia Saudita, semanas después del bombardeo saudí de tres autobuses escolares en Yemen en agosto, que dejó 40 niños muertos.  La venta de estas bombas había sido acordada por el anterior gobierno del PP, y por ellas el Estado español había recibido 9,2 millones de euros, pero correspondía al gobierno de Sánchez realizar su entrega.

La semana pasada se filtraron a la prensa grabaciones explosivas de Corinna Sayn-Wittgenstein, una empresaria alemana ex-amante del antiguo rey Juan Carlos. En ellas, detalla cómo Juan Carlos la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio en el extranjero y para crear una estructura de blanqueo. También desveló que Juan Carlos cobró varias decenas de millones de euros de comisión por hacer de enlace para el contrato del AVE de Medina a La Meca, en Arabia Saudí, con la empresa OHL del exministro franquista Villar-Mir. Además, Corinna afirma que ha sido amenazada para que se mantenga en silencio. Este nuevo escándalo debe incorporarse al extenso currículum de supuestos delitos practicados por Juan Carlos que, como antiguo rey, caracteriza perfectamente la degeneración putrefacta de la clase dominante española- las cloacas del Estado son extensas y profundas.