Qué es la Corriente Marxista Internacional

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

Cuando la Unión Soviética estalinista se derrumbó, los capitalistas del mundo se alegraron. El socialismo y el comunismo fueron declarados muertos y enterrados, y prometieron una nueva era de paz y prosperidad, todo bajo la atenta mirada del imperialismo norteamericano. Fueron tan lejos como para proclamar el "fin de la historia", y esperar que los trabajadores del mundo aceptaran dócilmente la opinión de Margaret Thatcher de que "no hay alternativa" al capitalismo. Un "Nuevo Paradigma Económico" fue teorizado, en el que se abolió el ciclo de auge y crisis del capitalismo, y los mercados y las economías sólo irían en una dirección: hacia arriba. Los dirigentes obreros reformistas giraron a la derecha, abandonando incluso el pretexto de luchar por el socialismo. Las ideas del marxismo y del internacionalismo de los trabajadores fueron vilipendiadas, caricaturizadas, y arrastradas por el barro.

BANNER V4 CMIContra esta corriente sin fin de mentiras y distorsiones, los compañeros de lo que sería la Corriente Marxista Internacional (CMI) se mantuvieron firmes en la defensa de la teoría marxista y de las tradiciones del Partido Bolchevique de Lenin y Trotsky. Ted Grant, un camarada que participó activamente en el movimiento trotskista desde la década de 1930, y fundador de la CMI, defendió las ideas fundamentales del marxismo durante los difíciles años de la posguerra, y explicó que, por el contrario, el colapso de la URSS era sólo el preludio de la mayor crisis económica y social en la historia del capitalismo.

Con la crisis de 2008, el análisis de Ted fue probado una y mil veces correcto ¿Quién puede ahora dudar o negar que el capitalismo significa polarización extrema y desigualdad, con una enorme riqueza en un polo y miseria, austeridad, recortes, discriminación y represión en el otro? Vivimos en una época de guerras, revolución y contrarrevolución. La crisis capitalista ha desestabilizado a todo el planeta, y toda medida tomada por la clase dominante para restablecer una apariencia de equilibrio económico sólo puede agravar aún más la inestabilidad política y social. Pero las masas trabajadoras no aceptarán estos ataques brutales de rodillas, y una ola de revoluciones está barriendo el planeta. En un país tras otro, ha habido levantamientos, huelgas generales, movilizaciones masivas y protestas en una escala no vista en décadas.

Existen las condiciones objetivas para un mundo socialista. La tecnología, la productividad, el conocimiento y las materias primas están presentes para una reorganización radical de la sociedad. Mediante la combinación de los recursos del mundo en un plan racional y democrático de producción, distribución e intercambio, en armonía con el medio ambiente, podemos alimentar, vestir, alojar, educar y proporcionar atención médica de alta calidad para todos en el planeta.

Sólo 85 individuos poseen más riqueza que las 3 mil millones de personas más pobres en el planeta. Esta es una contradicción absurda y criminal. La clase obrera es la mayoría de la población del mundo y está buscando desesperadamente una manera de salir del callejón sin salida del sistema. Sin embargo, la voluntad de lucha y sacrificio no es suficiente para culminar con éxito la revolución socialista. Como explicó León Trotsky, lo que falta es la dirección revolucionaria, que no se puede improvisar una vez que una revolución estalla. Lenta pero segura, la Corriente Marxista Internacional paciente y persistentemente ha estado construyendo esa dirección, en más de dos docenas de países.

Para los marxistas, la teoría es una guía indispensable para la acción. En momentos en que la defensa de esas ideas marxistas fueron reducidas a un puñado de revolucionarios, era necesario "volver a lo básico". En 1995, Wellred Books inició su labor editora con la obra Razón y Revolución: filosofía marxista y ciencia moderna, de Ted Grant y Alan Woods, una brillante defensa de los fundamentos del marxismo y una actualización de la obra maestra de Federico Engels, Dialéctica de la naturaleza. Esto fue seguido por Rusia: de la revolución a la contrarrevolución, y Bolchevismo: El camino a la revolución, que aclara completamente todo lo relacionado con la Revolución Rusa y el surgimiento y caída del estalinismo.

En 1998, lanzamos el sitio web In Defence of Marxism (www.marxist.com). Fue diseñado con modestia y actualizado irregularmente, pero las ideas que defendía comenzaron de forma gradual a ganar nuevos adherentes en todo el mundo. A partir de sólo unos pocos cientos de visitas diarias, el sitio web se ha convertido en la fuente primaria mundial de análisis marxista, con varios millones de visitas al año, con la publicación casi diaria de artículos, en decenas de idiomas, sobretodo de los acontecimientos actuales de luchas obreras, teoría, historia, ciencia, tecnología, arte, cultura, y más. Cuando un evento importante tiene lugar, miles de personas buscan respuestas en marxist.com por su comprensión profunda.

Sin embargo, como explica Carlos Marx, el objetivo de la filosofía marxista no es simplemente interpretar o explicar el mundo, sino cambiarlo. Indignarse por la miseria infligida por la decadencia del capitalismo no es suficiente. Marxist.com no es simplemente un sitio web de noticias y análisis, es la cara pública de la CMI, una organización a la puedes unirte y que puedes construir. De Venezuela a Rusia, de los EEUU a Sudáfrica, de Pakistán a Italia, de Brasil a Alemania, de Francia a Nigeria, y más allá, la calidad de los análisis de In Defence of Marxism es posible sólo porque estamos sobre el terreno, en la construcción activa de las fuerzas del marxismo revolucionario en las más diversas condiciones y situaciones.

La CMI celebró recientemente su Congreso Mundial en Grecia, y el entusiasmo era eléctrico. Los jóvenes de todo el mundo tienen sed de ideas marxistas y están intensificando el trabajo para extender la CMI en un país tras otro. Nuevos miembros se unen a diario y nuevas áreas de trabajo y secciones se están desarrollando todos los años. A partir del trabajo de los estudiantes y en las luchas sindicales, en los movimientos revolucionarios de masas y en las fábricas ocupadas dirigidas y controladas por sus trabajadores, los compañeros de la CMI están en la primera línea de la lucha de clases.

El marxismo es internacional o no es nada. Y la Internacional es, ante todo, sus ideas, métodos, perspectivas, bandera, y tradiciones. El trabajo de la CMI en los difíciles años de la embestida capitalista contra estas ideas ha sentado las bases indispensables de una organización de cuadros teóricamente capacitada y con visión de futuro, inmersa en las ideas del marxismo y acerada en la lucha de clases. Pero hay mucho más por hacer y necesitamos tu ayuda.

Se dice que la mejor forma de defensa es un buen ataque. El capitalismo y todas sus instituciones están desacreditados. No tienen nada que ofrecer a los trabajadores y la juventud. Estos saben hasta la médula de sus huesos que un mundo mejor es posible, y están dispuestos a luchar por él siempre que se les provea de una dirección clara. Ahora es el momento de que los marxistas avancemos con valentía y confianza. Nos encontramos en un punto de inflexión en la historia y la clase trabajadora necesita ponerse "manos a la obra". Así que no te sientas al margen de la historia: ¡únete a la CMI y lucha por un futuro socialista!

¿Cómo puedes participar?:

* Ponte en contacto con nosotros y ayúdanos a construir donde actualmente tenemos secciones. En el Estado español, esta sección es la Corriente Lucha de Clases

* Si no hay una sección de la CMI en tu país o región, ¿por qué no empezar con un grupo de discusión marxista como un primer paso hacia la formación de un grupo de la CMI? Ponte en contacto con nosotros para obtener más información sobre cómo podemos trabajar juntos.

* Hacer una contribución financiera para apoyar el trabajo de la CMI. No tenemos patrocinadores ricos y dependemos de las contribuciones de nuestros miembros y simpatizantes para sostener y mejorar nuestra labor. Nuestra independencia económica garantiza nuestra independencia política.

* Comprar libros, folletos, camisetas, pins, y más. Aumenta tu comprensión política, ayudar a difundir nuestros materiales nos proporciona fondos muy necesarios.

* Proponer traducciones. Siempre necesitamos más material traducido desde y hacia el Inglés, y desde y hacia cualquier otro idioma. Ponte en contacto con nosotros para ofrecer tu ayuda y para obtener más información sobre cuáles son los artículos en los que necesitamos ayuda.

* Envíanos informes sobre actividades, eventos, y huelgas en tu área, para mantener una evaluación de la situación y para su posible publicación en Marxist.com.

Únete a nosotros y ayúdanos a construir partidos revolucionarios en todos los países.

¡Únete a la CMI!

 {chronocontact}ContactoCMI{/chronocontact}

 

Banner