La semana pasada, los representantes de las secciones españolas y portuguesas del Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT) abandonaron una reunión de la fracción de Peter Taaffe dentro de esa organización. Luego anunciaron que "recomendarían a las CE y CC españolas que abandonaran la Fracción. [El secretario general de la sección española, Juan Ignacio Ramos] también declaró que esto significaría que no tendría sentido permanecer en el CIT".

El Comité por una Internacional de los Trabajadores (CWI-CIT) está sumido en una crisis convulsiva, que probablemente terminará en una escisión. En el centro de la crisis están los acontecimientos en su sección irlandesa. Del material disponible de sus discusiones internas parece que la sección irlandesa está siendo acusada de adaptarse a las políticas de identidad, concentrándose en temas feministas y LGBTQ + en detrimento del trabajo en los sindicatos, inclinándose hacia el reformismo y al mismo tiempo adoptando una postura sectaria. Esto emerge tanto de las críticas de la fracción mayoritaria del Secretariado Internacional (SI) como de uno de sus parlamentarios, Paul Murphy.

El Congreso Mundial de la CMI, reunido en Italia a fines de julio, aprobó una resolución unánime exigiendo la liberación de los presos políticos catalanes encarcelados por su participación en la organización del referéndum de independencia del 1 de octubre de 2017. Más de 370 delegados e invitados de todas partes el mundo (de Canadá a Brasil, de Suecia a Grecia, de Rusia a Indonesia) aprobaron la resolución, cuyo texto completo sigue a continuación (CATALÀ / ENGLISH):

El fin de semana del 19 al 21 de octubre, alrededor de 300 marxistas de todo el Reino Unido y el resto de Europa se reunieron en Londres para la escuela de invierno anual. La edición de este año conmemoraba los sucesos inspiradores de 1968 medio siglo después, y demostró de forma clara el entusiasmo, interés y confianza en las ideas del marxismo. 

Fue un gran éxito la primera reunión pública celebrada por la CMI en Katmandú - Nepal. A pesar de estar en el medio de la campaña electoral, la reunión sobre las lecciones de la Revolución de Octubre atrajo a 100 activistas comunistas, incluidos los principales miembros del Partido Maoísta y a jóvenes comunistas. A la reunión también asistió el camarada Gopal Kriti, un veterano activista de la clase trabajadora y miembro del Comité Ejecutivo del Partido Maoísta: una partido de masas en Nepal. La reunión se celebró en la sala de reuniones del Colegio de Abogados de Katmandú y fue dirigida por el camarada Yug Pathak, un periodista comunista; y el escritor y camarada Rob Sewell de la CMI.

Entre el 24 y el 29 de julio, 370 marxistas de más de 25 países se reunieron en los Alpes italianos para el congreso 2018 de la Corriente Marxista Internacional (CMI). En los próximos años, creemos que este congreso será recordado como un punto de inflexión en el esfuerzo por construir una organización mundial capaz de dirigir a la clase trabajadora en la lucha por derrocar al capitalismo.