Estella-Lizarra: A 40 años de la huelga de SALVAT - Exposición fotográfica

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

SOLIDARIDAD SALVAT. Esta era la consigna principal que se gritaba en las manifestaciones de la HUELGA DE SALVAT en Estella, hoy hace ya 40 años y que duró casi un mes. Hacía apenas 2 meses que había muerto Franco. En una reunión de la COMISION OBRERA de la fábrica, en unos pinos entre Murugarren y Abárzuza, se decidió ir a la huelga, presentando una plataforma reivindicativa en la que se incluían tanto puntos laborales como políticos.

huelga22Por la mañana quedamos en la cafetería de manipulado, y allí mismo, los allí reunidos y teniendo mucho cuidado de quien hablara lo haría agachado para evitar represalias, empezó la huelga que enseguida se corrió por toda la fábrica, dando lugar a nuevas asambleas para explicar, debatir y ver los pasos a seguir.

Se corrió por todo Estella como un reguero de pólvora, dando lugar a una enorme simpatía en todos los sectores, fábricas, tiendas, bares, centros de estudios y hasta la Iglesia.

Teniendo en cuenta que Estella fué la capital del Carlismo y una zona muy conservadora, se puede apreciar cómo el desarrollo de las fábricas había hecho que gran parte de la población había pasado del trabajo del campo a la industria, y con ello una importante clase obrera industrial.

Por entonces, no teníamos derechos de reunión, organización sindical o política, manifestación o huelga, y casi todo lo que hacíamos era ilegal pudiendo ser despedidos o ir a la cárcel. Utilizamos el resquicio legal del sindicato vertical franquista y a través de él presentábamos nuestra apariencia legal como fueron los enlaces y jurados.

La primera medida que tomamos fue la ocupación de la fábrica para evitar que los pocos esquiroles que había de una plantilla de casi 600 trabajadores fueran a trabajar o sacar el material y la producción a otro sitio.

Salímos en caravana de la fábrica a Estella y allí en fila de a tres visitabamos las diversas fábricas y talleres como Renolit, Calzados, Dilu, Curtidos etc. invitando a los trabajadores a salir para realizar asambleas conjuntas.

El problema de Salvat era el mismo en todos los sitios debido a las condiciones de trabajo, a la ausencia de derechos y a la represión, y ésta huelga produjo un cambio total en la mentalidad de los trabajadores de Estella y un ejemplo a seguir.

Enseguida nos mandaron a la guardia civil a desalojar la fábrica por las buenas o por las malas y decidimos para seguir unidos encerrarnos en la Iglesia de San Juan con el apoyo incondicional del Párroco Esteban y de los sacerdotes como Carlos y Javier

Allí estuvimos unos días y nos organizamos de manera que había comisiones para todo; recibíamos comida de nuestros familiares además de la solidaridad del resto de Estella desde trabajadores hasta los bares.

Desde hacía un tiempo, desde la comisión obrera habíamos hecho una caja de resistencia con bastante dinero aportado por muchos trabajadores y esto nos sirvió para paliar los casos más graves que había de trabajadores por pagos de hipoteca, lavadora u otros préstamos ya que la mayoría de la plantilla era joven y metida en préstamos. Además con ese dinero financiábamos los gastos de la propia huelga.

huelga14Teníamos asambleas regulares para debatir tanto temas laborales como políticos; tuvimos varias actuaciones como la de Fermín Valencia* el cantautor, y sobre todo teníamos una asamblea popular diariamente con los trabajadores y pueblo de Estella donde había más de mil personas.

Recibíamos delegaciones de estudiantes o amas de casa que se habían organizado al calor de la huelga para darnos su solidaridad. Era impresionante cono los compañeros de Renolit, los mejores organizados de Estella, salían de trabajar y con el buzo puesto y en manifestación compacta venían hasta las verjas de la Iglesia a mostrarnos su solidaridad.

Las asambleas de la Iglesia estaban organizadas de manera que siempre venía alguno de Pamplona para hablarnos, así como representantes de cada Fábrica o taller, como Ricardo “el Pelón” como “calzados informa”, y después teníamos preparadas intervenciones de los que estábamos dentro con contenidos tanto políticos como laborales, una de ellas terminó con la frase de la Pasionaria que decía, “ porque preferimos morir de pié que vivir de rodillas “.

Hasta que nos sacó de la Iglesia la guardia civil. De nuevo tuvimos que organizarnos para seguir unidos. Y de nuevo a seguir visitando las fábricas.

Para entonces la dirección de la empresa nos había remitido una carta a todos los trabajadores donde nos daba el ultimatum o entrabamos a trabajar o éramos despedidos. Decidimos reunir todas las cartas y devolverlas porque no era más que un chantaje.

Asimismo la prensa de toda Navarra se había hecho eco de nuestra huelga y del movimiento que había creado en Estella, como siempre mintiendo los contenidos para presionarnos. Decidimos coger todos los Diarios de Navarra,reunirlos en La plaza y tirarlos a la basura, que eso es lo que era.

Para entonces ya había habido una huelga general en Estella y un paro como muestra de solidaridad en toda Navarra.

La noticia ya había trascendido también a los compañeros de Salvat de Barcelona.

huelga21Y llegó el segundo encierro. No tuvimos otro remedio que meternos de nuevo en la Iglesia para permanecer juntos. Para entonces estaba volcado todo Estella. Se veían a los estudiantes en manifestación o a las mujeres desfilar por la calle Mayor con la Fina al frente, amenazando un movimiento ascendente que hubiese trascendido ya a toda Navarra.

Se iniciaron las negociaciones y la empresa dada la trascendencia del momento y presionada por las altas esferas y los propios empresarios empezó a ceder.

En medio de la negociación llegó el segundo desalojo de la Iglesia el 9 de febrero. Pero esta vez no fué de una forma pacífica sino que la guardia civil con armas de bala disolvió a culatazos la asamblea que estábamos teniendo a las puertas de la Iglesia y que abría mil personas. Tuvieron problemas para emplearse a fondo porque los guardias civiles eran los de la comarca y eran muchos conocidos. La reacción de la asamblea fué gritar “ El Pueblo Unido Jamás será Vencido “.

Por eso a la orden de desalojar se quedaron quietos y el capitán tuvo que hacerlo el primero y también fue el primero que cayó al suelo de un bastonazo de Antonio. La carga fué brutal hubo varios heridos y unos cuantos abortos.

Algunos fuimos al Sindicato Vertical donde estaban negociando el Jurado de Empresa y la dirección, y rompimos la reunión explicando los motivos.

A los pocos días a resultas de esta actuación y para evitar males mayores como podría ser una huelga general en toda Navarra y quizás y Euskadi, la empresa cedió gran parte de la plataforma inicial de los trabajadores y en una asamblea final se votó la aprobación de la propuesta del Jurado de entrar a trabajar con lo conseguido, no sin una cierta crítica.

La huelga de Salvat cambió de raiz Estella. Nada fué igual después. Detrás nuestra, enpresa por empresa tuvieron que ceder en muchas ocasiones a las reivindicaiones de los trabajadores. Nuevas huelgas como en Curtidos, Calzados, Sarrió etc. se sucedieron, en medio de una situación donde todavía las libertades democráticas como el derecho de reunión , manifestación o huelga no estaban permitidos pero ya para entonces YA LOS HABIAMOS CONQUISTADO.

Jota que cantó Fermin Valencia en el encierro de la Iglesia dedicada a los trabajadores de Salvat: “La lucha del pueblo es tuya, compañeros de Salvat, la lucha del pueblo es tuya, vosotros sois su bandera sois grito de libertad, vosotros sois su bandera sois grito de libertad”

Estella-Lizarra 16-01-2016

Trabajador de Salvat

 

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA

LUGAR:

SEDE DE AHORA- ORAIN ESTELLA-LIZARRA; CALLE VALDEALLÍN 9 BAJO (JUNTO A URKO MUSICAL)

DÍAS:

VIERNES 29 ENERO, 5 Y 12 DE FEBRERO, DE 7 A 9 DE LA TARDE
SABADOS 30 ENERO, 6 Y 13 DE FEBRERO, DE 7 A 9 DE LA TARDE
DOMINGOS 31 ENERO, 7 Y 14 DE FEBRERO, DE 12 DE LA MAÑANA A 2 DE LA TARDE